Actualidad

Sánchez no garantiza que los sueldos de los funcionarios suban desde el 1 de enero

Asegura que sólo aprobará el incremento si tiene funciones plenas. La formación de Gobierno podría prolongarse varios meses por la actual aritmética parlamentaria

Asegura que sólo aprobará el incremento si tiene funciones plenas. La formación de Gobierno podría prolongarse varios meses por la actual aritmética parlamentaria.

Publicidad

Funcionarios y pensionistas no parecen tener la misma consideración para Pedro Sánchez. O no al menos a la hora de revisar sus retribuciones. Mientras que los perceptores de pensiones –un potencial caladero de casi 9 millones de votos– tienen garantizada por decreto una subida de sus retribuciones para el 1 de enero si Sánchez gana las elecciones, los trabajadores públicos tendrán que esperar a que haya un Gobierno en plenas funciones para que se les suban sus salarios.

En una carta remitida a los representantes de CC OO, UGT y CSIF el pasado día 8 de octubre, el Ejecutivo dice que está «firmemente comprometido con el cumplimiento de las condiciones retributivas pactadas con los sindicatos». No obstante, añade que, para ello, «deberá contar con funciones plenas».

El Gobierno responde así a la misiva enviada por los sindicatos el 18 de septiembre, en la que las centrales le pedían subir los salarios antes de las elecciones. En la carta, los sindicatos dicen ser «conscientes de las limitaciones jurídicas que provoca esta situación de interinidad», si bien exigen que «se busquen las soluciones normativas necesarias para garantizar los incrementos salariales pactados para 2020».

La misiva gubernamental, firmada por el Iván Redondo, principal asesor de Pedro Sánchez, asegura que es «consciente del esfuerzo realizado por los empleados públicos en los últimos años al mantener su compromiso en un contexto de restricciones presupuestarias y de personal». Pero, con todo y con eso, no les garantiza la subida salarial para el 1 de enero aunque gane las elecciones. Si, como parece, el Congreso sigue fragmentado, Sánchez tendrá que negociar su investidura, proceso que podría dilatarse hasta el año próximo.

Publicidad

En los acuerdos alcanzados entre los sindicatos y el Gobierno, se estipula una subida para los funcionarios del 2% para 2020, a la que se sumaría una adicional del 0,3% proveniente de fondos adicionales y otro 0,55% en función del déficit. A estas se sumaría un alza adicional que dependerá del crecimiento económico de 2019 y que oscila del 0,2% (si la economía crece el 2,1%) al 1% (si avanza el 2,5% o más).