Opinión

El submarino: Palos en la rueda de Mañueco

FOTO: Photogenic/Claudia Alba Europa Press

A los populares castellano y leoneses no les ha hecho ninguna gracia, en privado, que el encargado de organizar el congreso del PP para el próximo mes de abril, Esteban González Pons, haya calificado a Vox de «extrema derecha». Y es que en Valladolid creen que no era el momento más adecuado para, literalmente, «tocarle las narices» al partido con el que Alfonso Fernández Mañueco está negociando para alcanzar la gobernabilidad de Castilla y León para el PP. Donde, por cierto, creen que si esos encuentros fracasan, habrá que ir a unas nuevas elecciones en las que no tiene todo consigo.