¿Cómo funciona el Tarot?

Un cambio de trabajo, la finalización de los estudios o el comienzo de un matrimonio son algunas de las situaciones por las que una persona le gustaría saber qué podría suceder después de ese acontecimiento. En este artículo te vamos a explicar el funcionamiento del tarot, y cómo hacen las tarotistas para interpretar las tiradas de cartas conforme al input que proporcionan los consultantes

Cartas del tarot
Cartas del tarot

¿Qué es el Tarot y cómo es su funcionamiento?

Contrario de lo que pueda pensar la mayoría, el tarot no se trata de contar el futuro, o la fortuna, sino que busca encontrar el "yo interior", el "ser superior" de cada consultante. Pero, ¿qué es lo que puede decir el mazo de cartas sobre una persona?. Antes que nada, existen 2 tipos de lecturas: con preguntas, y lecturas abiertas. Ambas tienen como objetivo establecer una guía que el propio consultante debe tomar.

Incluso los diferentes tipos de tarot gratis que se realizan online funcionan a través de un algoritmo que interpreta los hechos pasados y presentes para que el usuario pueda comprender un conjunto de situaciones que podrían (o no) suceder en el futuro. El estado emocional del consultante juega un papel crucial dentro de la cartomancia.

Según las tarotistas más experimentadas las lecturas abiertas suelen ser las más acertadas. Además, es muy importante la forma en la que se formula una pregunta, ya que no hay que tener una respuesta antes de que se inicie la lectura. Para ello, es fundamental que la persona se mantenga abierta y realice preguntas desde una perspectiva más amplia, sin entrar en detalle.

Asimismo, si la lectura de cartas es para una persona, esa persona se tiene que centrar en ella misma, no en otras que piense que pueden ser la causa de su problema. Por otro lado, es importante que la persona se muestre neutral y positiva. Por ello, las lecturas abiertas responden a acontecimientos amplios en la vida de una persona y no a un problema en específico.

¿Cómo se realiza la cartomancia?

Existen muchos tipos de cartas en el Tarot. Lo que sí que tienen en común todas las barajas de Tarot es que están formadas por arcanos mayores y arcanos menores. Los arcanos menores reflejan pequeños problemas típicos de la vida diaria. Mientras que los arcanos mayores representan energías fuertes a largo plazo o algún acontecimiento importante en la vida.

Antes de realizarse la lectura, la persona encargada de realizar la interpretación baraja las cartas. Se dice que, de esta forma, la persona transmite su energía a la baraja. Por su parte, la persona que ha solicitado la lectura tiene que centrarse en la pregunta que ha formulado, mientras se barajan las cartas.

Una vez que se han barajado y cortado las cartas, se colocan en una determinada posición. Cada posición tiene un significado y depende del profesional y del tipo de pregunta y lectura. Cabe señalar que el significado depende de la posición y de las combinaciones de las cartas.

Por ejemplo, la carta de la muerte significa un final o una transición de algún acontecimiento de la vida; la carta del loco significa el comienzo, la espontaneidad o incluso la locura; la cara de la suma sacerdotisa significa el misterio, la inacción o el inconsciente; la carta de los amantes habla de las relaciones, de la sexualidad y de las creencias y valores de cada persona; y la carta del mago significa la acción, la concentración o el consciente.

¿Las cartas del Tarot adivinan el futuro?

Las cartas no son una técnica de adivinación como tal, simplemente, tratan de ayudar a la persona a ver los signos que pueden ayudarle a tomar decisiones. Por eso, se dice que el subconsciente juega un papel muy importante en las interpretaciones de las lecturas del Tarot.

Las preguntas que una persona tiene sobre su vida se representan en las cartas, y la persona adivina las respuestas en función de lo que ve. Por este motivo, el Tarot sirve para que una persona pueda encontrar en su subconsciente las respuestas que de otra forma no podría averiguar.