El helicóptero de Sánchez no afectó al rescate del desaparecido en Mallorca

La familia critica el «uso político repugnante» del caso que aumenta su «angustia y dolor»

La búsqueda del excursionista mallorquín David Cabrera durante la borrasca Gloria no se vio perjudicada por el uso de un helicóptero por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Así lo han desmentido desde Moncloa, la Delegación del Gobierno en Baleares, la Guardia Civil y los familiares del propio afectado.

Cabrera, desaparecido el pasado lunes cuando hacía barranquismo en un torrente del norte de la isla, se vio envuelto en la polémica tras la publicación en el diario ABC de una información en la que se aseguraba que Sánchez hurtó la aeronave del instituto armado a las «intensas labores de búsqueda» del campeón de Baleares de buceo libre, insistiendo en que el aparato estuvo parado dos horas en Son Sant Joan esperando a que llegara el presidente del Ejecutivo.

Moncloa no tardaba en desmentir «categóricamente» la información que aludía al supuesto perjuicio que había causado en las tareas de rastreo el uso del helicóptero por parte del presidente en su visita del jueves a la isla. En un comunicado, explicaba que «siempre que se organiza una visita de este tipo a zonas afectadas se persigue de manera prioritaria no poner en peligro la vida de ninguna persona y no interferir en los trabajos de rescate». Ayer abundaba en este asunto la Delegación de Gobierno en Baleares al afirmar que la intervención del helicóptero «no estaba programada» en la búsqueda.

También desde Mallorca, el delegado del Gobierno en funciones en Baleares, Ramón Morey, aseguraba el domingo que «en ningún momento el no uso del helicóptero causó ningún riesgo a la vida del desaparecido».

Según dijo Morey en rueda de prensa, «el uso del “Cuco” –así se denomina al aparato– no estaba programado el jueves en las labores de búsqueda del desaparecido por lo que difícilmente podría haber causado ningún tipo de interferencias». Además, apuntó que «la programación de recursos a utilizar se hace la tarde previa al anuncio de la llegada del presidente». Conforme a sus explicaciones, fue el viernes «cuando el helicóptero empezó a tener un papel más activo porque es cuando se decide ampliar el perímetro de búsqueda mar adentro».

Por su parte, el teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Orantos insistió en que el «uso del helicóptero lo permite la visibilidad del mar» y ésta, señaló, «se ha producido estos sábado y domingo». Además, reiteró que previamente al uso del helicóptero las labores de búsqueda se centraron en «una salida sinuosa del barranco», señalando que se habían limpiado las pozas «milimétricamente».

Por último, la familia de Cabrera mostró ayer su «más absoluta indignación por la utilización política, repugnante y perversa» que se ha hecho sobre el uso del helicóptero de la Guardia Civil por parte del presidente, e hizo hincapié en que tienen la «certeza» de que este uso «no puso en absoluto en peligro las operaciones de rastreo y rescate».

En una nota de prensa, los allegados del joven pidieron que se deje trabajar a «las personas que con profesionalidad y gran sensibilidad» están a su lado «y que abandonen el fango político» que, dicen, aumenta su «dolor y angustia». También criticaron la «utilización política» que creen que han llevado a cabo «determinados partidos políticos y medios de comunicación» de la desaparición y de la visita del presidente a Mallorca y a otras zonas devastadas por el reciente temporal.