Las víctimas del coronavirus empiezan a agruparse en plataformas

Estas iniciativas impulsarán acciones jurídicas ante los tribunales para resarcir a los afectados y, en su caso, exigir responsabilidades

A medida que aumenta el número de fallecidos y de infectados por el coronavirus empiezan a surgir las primeras plataformas de víctimas y afectados por el Covid-19 con el objetivo de plantear sus reclamaciones antes los tribunales y exigir responsabilidades, incluso por la vía penal llegado el caso. En Valencia, por ejemplo, ha nacido la Plataforma de Víctimas del Coronavirus Covid-19, impulsada, según explica uno de sus promotores, el abogado Juan Carlos Navarro, por un equipo de médicos «inquietos por la situación en la que se encuentran por la falta de medios». Su cometido, dice, es «apoyar a todas las personas que se sientan afectados». Y no solo jurídicamente, pues en esta plataforma que supera ya el medio millar de adhesiones participan médicos, psicólogos y policías, entre otros colectivos que están en la primera línea de la lucha contra el Covid-19. Incluso se han dirigido a ellos, añade, «jueces y fiscales para mostrarnos su solidaridad» y se han adherido «muchos abogados».

«Esta mañana nos han ofrecido material de protección y se ha repartido a la Policía», asegura. Además, están prestando ya ayuda psicológica a través de vídeos difundidos en redes sociales. Y desde el punto de vista jurídico han remitido ya a agentes y sanitarios un comunicado informándoles de «la prueba que deben recabar para posibles reclamaciones».

Se trata, dice el letrado, de una plataforma «integral en la que participa todo aquel que pueda aportar algo», que trasciende la comunidad valenciana y con la que se han puesto en contacto ya otras plataformas para colaborar en la defensa de los intereses de los afectados. El próximo lunes, explica Navarro, difundirán un manifiesto de adhesión «para saber con cuánta gente contamos».

«Lo que aconsejamos que se creen más plataformas. Esto es una especie de combate», asegura. «No descartamos nada, ahora recopilamos información y actuaremos en consecuencia por todas las vías», sin descartar la penal. «El problema ha surgido sobre todo por la carencia de medios –precisa–. Nos han dicho, por ejemplo, que se están enviando ventiladores fuera de España porque aquí el Gobierno no los ha reclamado y estamos intentando confirmarlo».

Quien sí ha emprendido ya la vía penal es el abogado Víctor Valladares, que ha denunciado a Pedro Sánchez por prevaricación en el Tribunal Supremo por permitir las marchas del 8-M pese a las advertencias de la UE. El letrado, según informó este periódico, ha creado una asociación, Afectados por la Gestión contra el Coronavirus, con la intención de «articular cualquier actuación judicial o extrajudicial en aras de la defensa de los intereses y derechos de los asociados afectados por la gestión de la infección en España». Valladares, que tiene a su padre ingresado por el coronavirus, tiene previsto registrar los estatutos de la asociación en las próximas horas. Su denuncia ya ha prosperado en un juzgado de Madrid, que investiga al delegado del Gobierno por autorizar las concentraciones feministas del 8-M.

También en Madrid, la Plataforma de Afectados por el Coronavirus, impulsada por el despacho de abogados especialistas en derecho sanitario Lex Abogacía, se centra más en la vía civil, si se detectan negligencias, o contenciosa, si se actúa contra la Administración, descartando la penal por considerarla infructuosa.

De las más de 300 personas afectadas que han contactado con ellos, muchos casos tiene relación con fallecimientos por coronavirus en residencias de mayores, aunque también hay personas que han denunciado posibles negligencias en hospitales, informa Ep. «Va a haber muchos colectivos perjudicados: pacientes, médicos, etc. Y queremos ver cada caso para saber si se han dado los medios adecuados», asegura el letrado de Lex Abogacía Javier de la Peña.