Robles afea a Iglesias sus críticas al blindado 8x8: “Hay quienes hablan de cosas que no saben”

El vicepresidente segundo dijo que “no es una prioridad gastar en tanques o aviones”. La ministra recuerda que los programas de armamento también “crean puestos de trabajo”.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, en el Senado/Foto: Pool /Pool

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, además de otros políticos de ERC o JxCat, cargó ayer contra el programa del blindado 8x8 del Ejército de Tierra apuntando que no hay “nadie” en el Ejecutivo que “piense que la prioridad deba ser gastar en tanques o aviones de combate” en plena crisis del coronavirus. Aunque se trate, como reconoció, de un programa y unos compromisos que arrancaron hace más de una década. Unas palabras, las del líder de Podemos en una entrevista en Catalunya Radio, que la ministra ha afeado, aunque sin citarle directamente a él, durante su intervención en la Comisión de Defensa del Senado. “Les oigo a algunos decir que se han gastado 2.100 millones en vehículos 8x8”... Lo hacen desde la buena fe, pero hay desconocimiento. Hablan de cosas que no saben”, ha apuntado tajante.

De ahí que haya querido explicar la realidad y la importancia de éste y otros programas de armamento, los cuales no sólo dan la protección que necesitan los militares, sino que “contribuyen a la reactivación económica y a la creación de puestos de trabajo”. “Es esencial situarlos en un contexto que a veces se ignora”, ha dicho, porque “son programas para tener unas Fuerzas Armadas bien equipadas, para que los militares no asuman riesgos. Pero hay algo fundamental, y al Gobierno le preocupa, que es la creación de puestos de trabajo”.

Ha sido en el Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR) 8X8 “Dragón”, cuyo contrato se acaba de reactivar tras quedar desierto en diciembre y cuya primera fase implica un gasto de 2.100 millones para 348 blindados, en el que más se ha explayado la ministra. Tal y como ha señalado, se trata de un programa a desarrollar en once años. “Se acordó en 2007, cuando, por la situación de determinados vehículos, hubo accidentes que costaron la vida a varios militares. Esos vehículos anteriores (los BMR) no daban la protección mínima. Desde 2007, el Ejército de Tierra y los dos gobiernos que ha habido han sido conscientes de que era una prioridad”.

Futuro blindado 8x8 del Ejército/Foto: Ministerio de Defensa

Tras este pequeño repaso a la situación del programa, Robles ha destacado que “no se sale al mercado y soltamos 2.100 millones. Empezará este año y durará hasta 2030. Cada año supone un desembolso y en 2020 están previstos 30 millones, porque hasta 2030 no los tendremos”. Al mismo tiempo, ha resaltado que proyectos como éste “permitirán, además de que la industria trabaje para que tengamos esos vehículos, algo esencial: el impulso a la reactivación económica y la creación de puestos de trabajo”. Sólo con el 8x8 “se van a crear 600 puestos directos y 1.600 indirectos". "Esto supone un alivio absoluto en comarcas como Asturias, donde si no iban a cerrar, o en Sevilla y en el País Vasco”.

Fragatas y submarinos

En este sentido, también se ha referido a otros programas, como el de las fragatas F-110 para la Armada, el cual permitirá crear 7.000 empleos en diez años. “Y esto es bueno para las Fuerzas Armadas, pero sin duda para Galicia y para España”. O el de los nuevos submarinos S-80, cuya fabricación está permitiendo creación de puestos de trabajo en Cartagena (Murcia), donde se ha reactivado su construcción tras la crisis del coronavirus, lo que retrasará la puesta a flote del primero de ellos, el S-81 “Isaac Peral”.

Y es que para Robles, “en momentos de crisis hay que poner en valor el papel de la industria española, que crea puestos de trabajo y que aporta una cualificación y una tecnología”. Es más, no ha dudado en recordar que, sin unas Fuerzas Armadas modernas y equipadas, en la “Operación Balmis” no se hubiesen podido realizar, por ejemplo vuelos para transportar decenas de toneladas de material sanitaria desde China o contribuir con otros medios a la lucha para frenar el coronavirus.