Cs se salta sus propios estatutos para nombrar a dedo a Carrizosa

Roldán ganó con el 86,6%. Su reglamento marca que los candidatos a la Presidencia de los gobiernos autonómicos han de ser elegidos en primarias

Entrevista a Carlos Carrizosa de Ciudadanos
Carlos Carrizosa será el cabeza de lista en CataluñaEnric FontcubertaEFE

Los estatutos de Ciudadanos son claros a la hora de determinar cómo se eligen a los candidatos electorales del partido. En su artículo 101, la formación naranja explica que «se elegirán mediante elecciones primarias» a los candidatos a la Presidencia del Gobierno, a la Presidencia de los gobiernos autonómicos o a las alcaldías de los municipios.

Sin embargo, el partido que lidera Inés Arrimadas se saltó su propia normativa para nombrar cabeza de lista a los comicios catalanes a Carlos Carrizosa, cuando quien había ganado el proceso de primarias en julio de 2019 fue Lorena Roldán, con el 86,6% de los votos. Carrizosa ni se presentó.

Un «dedazo» por parte de Ciudadanos que contrasta con el perfil con el que llegaron a la arena política, erigiéndose como una formación regeneradora, en la que primaba el debate interno y en la que todas las decisiones eran consensuadas.

Sin embargo, la decisión de relevar a Roldán con la única excusa de facilitar «una futura coalición constitucionalista», la tomó el Comité Permanente, reunido de manera extraordinaria el pasado miércoles. Se trata del órgano de gestión y coordinación de las actividades ordinarias del partido y entre sus funciones está la de «adoptar las decisiones de carácter urgente que sean necesarias para el buen funcionamiento del partido».

La única respuesta de los de Arrimadas llegó ese mismo día en forma de un comunicado de la dirección, en el que explicaban que la decisión «se articulará de acuerdo con lo establecido en los Estatutos del partido para casos de excepcionalidad política, económica y sanitaria, como la que atraviesa nuestro país».

Se trata de una decisión que no ha sentado bien ni en las propias filas del partido ni entre quienes formaron parte de él. Son muchos los que hablan de falta de democracia interna en el seno de la formación naranja y apuntan a que la medida debía haberse consensuado.

Pese a ello, la principal afectada, Roldán, trató de zanjar el asunto asegurando que la elección de Carrizosa en su lugar «es una decisión meditada, tomada en equipo y de forma conjunta». Por que el objetivo es «intentar dar un vuelco a la situación en Cataluña».