Los presupuestos de Sánchez

Gonzalo Pérez Mata La Razón

En 2018 Sánchez criticaba a Rajoy advirtiéndole que debía abandonar el Gobierno si no era capaz de aprobar los presupuestos. Así, tan pronto éste consiguió del PNV el necesario apoyo para sacarlos adelante, Sánchez le presentó una moción de censura, a fin de gobernar él mismo con esas cuentas.

Recordaremos también que a estos presupuestos con los que ha estado gobernando hasta ahora, les presentó enmienda de totalidad en el Congreso y veto en el Senado, descalificándolos él, su partido y sus grupos parlamentarios, como «antisociales y regresivos». Conviene no olvidar con quién «nos jugamos los cuartos», nunca mejor dicho. Ahora pretende repetir la jugada pero al revés y que, estando él en el Gobierno, sea la oposición quien le facilite los presupuestos.

Debe ser el PP quien los apoye por «patriotismo y sentido de Estado y de país». Para «ayudar» a ello, ha estado sin contacto con el líder de la oposición durante cuatro meses, y ahora le recibe convocando previamente a empresarios, IBEX y sindicatos, para hacerle la ola como a su regreso de Bruselas.Lo único importante para Sánchez es que «su persona» siga como Presidente del Gobierno. No sé si él es demasiado listo, o cree que los demás son demasiado tontos (con perdón).

Pero lo afirma con tal convicción que aparenta creérselo. Mientras otros le arreglan las cuentas, él puede seguir «transformando» España junto a Iglesias. Necesitamos unos buenos presupuestos pero antes un buen Gobierno.