Los socios de Sánchez piden el fin de la dispersión de los presos de ETA después de su pésame por el suicidio de Igor González

Nacionalistas e indepentistas firman una declaración en la que critican la “política penitenciara de excepción” sobre los presos etarras

Los partidos nacionalistas e independentistas vuelven a marcar al Gobierno. Aprovechando las condolencias del presidente a Bildu tras que el etarra Igor González se suicidara en su celda, ahora exigen al Gobierno que ponga fin a lo que llaman “política penitenciaria de excepción que se aplica a los presos vascos”.

En una declaración conjunta firmada por EH Bildu, PNV, ERC, Junts, CUP, Más País, BNG, Compromís, Geora Bai y Més per Mallorca afean al Gobierno de Pedro Sánchez el suicidio del preso de ETA Igor González, y acusan al Ejecutivo de aplicar una política penitenciaria de “excepción”. Los firmantes del texto reclaman que "situaciones como esta no deben volver a ocurrir”, en referencia al suicidio de Igor González en una declaración que firman, entre otros, Mertxe Aizpurua (EH Bildu), Gabriel Rufián (ERC), Aitor Esteban (PNV) o Iñigo Errejón (Más País).

Los grupos parlamentarios firmantes reclaman una legislación penitenciaria “adecuada al nuevo tiempo, respetuosa con los derechos de los y las presos vascos, que ponga fin al alejamiento procediendo a su traslado a cárceles vascas y esté basada en los objetivos de normalización, pacificación y construcción de la convivencia que demanda la sociedad vasca”. A su juicio, el "Estado tiene el deber de velar por la vida de las personas privadas de libertad, extremo que en este caso no se ha cumplido. El incumplimiento de estos derechos del preso le han llevado a morir en prisión y, por tanto, consideramos que no se han tomado todas las medidas necesarias que podrían haber evitado la muerte de González”, señala el escrito.