Casado fía la moción de censura en Madrid a la palabra de Arrimadas

También descarta un adelanto electoral en Madrid a pesar de que Ayuso quiere

El presidente del PP, Pablo Casado, ha descartado un adelanto electoral en la Comunidad de Madrid y también una moción de censura, que para prosperar necesitaría los votos de Ciudadanos, y ha asegurado que ese es su compromiso con la líder de la formación naranja, Inés Arrimadas. “No va a haber ni adelanto electoral ni moción de censura”. Indicó que “hay un Gobierno serio que va a cumplir con mandato de las urnas”.

En una entrevista en Esradio indicó que, "tanto Inés Arrimadas como yo, como presidentes nacionales de estos dos partidos, es firme. Y ese compromiso lo hemos hablado muchas veces. Nadie más nos puede presionar. Además, destacó que si hubiera tránsfugas, la nueva ley antitransfuguismo invalidaría esos votos.

Ante la posibilidad de que la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, adelante las elecciones, el presidente del PP ha advertido: Hay que recordar lo que le pasó a Susana Díaz y a Artur Mas, y eso que sólo adelantaron las elecciones 6 meses y 1 año. Por tanto, lo descarta a pesar de que la cuota de Isabel Díaz Ayuso quiere deshacerse en el Gobierno de la representación naranja. Dicen que son «más un problema que una ayuda». Una tensión entre Aguado y Ayuso que viene de atrás, pero que el choque con el Gobierno central la ha hecho explosionar en público y en privado, por más que hayan intentado disimularlo. Por ello, Ayuso, partidaria de ese adelanto, trata de convencer de ello en Génova que no están muy por la labor.

Mientras, Casado, reafirma su agradecimiento al apoyo de Ciudadanos al nombramiento de los últimos cuatro presidentes populares en la Comunidad de Madrid y ha asegurado que Ayuso y el vicepresidente, Ignacio Aguado, comparten los mismos objetivos políticos.

Moción de Vox

Por otra parte, el líder de los populares garantizó que el PP no apoyará la moción de censura de Vox, pero no ha desvelado si se abstendrán o votarán en contra; una moción para la que, destacó, aún no hay fecha para su debate porque el Gobierno de Pedro Sánchez busca “una estrategia chavista dividiendo a la oposición”. Además, se mostró convencido de que en esta situación se reforzaría al PSOE, como ocurrió con Podemos y la moción a Mariano Rajoy. “Si esa moción saliera adelante, si tuviéramos los votos, que ahora no los tenemos, sería yo quien la hubiera presentado”, garantizó Casado.