Estos son los cinco jueces que decidirán el futuro del vicepresidente

De perfiles y «sensibilidades» muy distintas, cuatro de ellos formaron parte del tribunal que juzgó y condenó el «procés»

Cinco magistrados que pueden con su decisión marcar el devenir político a corto plazo de Pablo Iglesias. Tendrán en sus manos la decisión final de si se abre una investigación al vicepresidente segundo del Gobierno, con las consecuencias en la esfera política que nadie puede obviar; cinco magistrados con diferentes «sensibilidades» pero que cuando han coincidido juntos en algún tribunal rara vez no han adoptado la decisión por unanimidad y donde han dictado resoluciones de gran trascendencia. De hecho, cuatro de ellos formaron parte del tribunal que juzgó y condenó el «Procés»: Manuel Marchena, Andrés Palomo , Andrés Martínez Arrieta y Ana Ferrer. El quinto de los magistrados es el más reciente de los que ha llegado al Supremo de los que forman parte de la Sala de Admisión: Eduardo de Porres.

Manuel Marchena es el presidente de la Sala Penal y en calidad de ello preside también la Sala de Admisión. En 2018 renunció a ser nombrado presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, después de que se conociese el famoso washapp del entonces senador popular Ignacio Cosidó.

Además de presidir y ser el ponente del juicio del «Procés» también lo fue del que condenó a Francesc Homs por un delito de desobediencia. LLegó al Tribunal Supremo en 2007 y preside la Sala Penal desde el año 2014, donde no obtuvo un solo voto en contra. También avaló Recientemente ha sido renovado para ese cargo con todos los votos a favor menos la abstención de un vocal del CGPJ. No pertenece a ninguna asociación profesional.

Andrés Martínez Arrieta, miembro de la Asociación Judicial Francisco de Vitoria, ha sido el presidente del tribunal que confirmó la sentencia por desobediencia contra el ex president Quim Torra, lo que le supuso su «expulsión» del Palau de la Generalitat, al quedar inhabilitado para ocupar ningún cargo público. Es el instructor de la causa contra el magistrado del Tribunal Constitucional Fernando Valdés por un presunto delito de maltrato en el ámbito familiar.

También fue relevante la sentencia que elevó hasta los 15 años de cárcel las penas a los miembros de «La Manada» por la agresión sexual a una chica en las fiestas de San Fermín. Arrieta fue el presidente del Tribunal.

Andrés Palomo, por su parte, fue el instructor de la causa contra Homs, así como el ponente de la sentencia que anuló la condena a casi 120 años de prisión a la etarra Itziar Alberdi, así como la que revocó la primera y hasta ahora única condena a prisión permanente revisable. Las demás se han confirmado. Es uno de los cinco magistrados que debe resolver los recursos contra la sentencia del «caso Gürtel». No pertenece a ninguna asociación. Ana Ferrer es la primera magistrada de la Sala Penal del Tribunal Supremo. Considerada de tendencia «progresista». Formó parte del Tribunal que revocó la sentencia de «La Manada», así como del que confirmó la condena a Quim Torra. Eduardo de Porres, considerado de tendencia «conservadora» es el instructor de la causa abierta contra la diputada de Junts per Cat, Laura Borrás.

.