La Guardia Civil cree que el objetivo de Barcelona 2030 es “el reconocimiento internacional de Cataluña como nación”

Alerta en el sumario del “caso Voloh” de la financiación de la candidatura a los Juegos de Invierno y concluye que el deporte es “una auténtica estructura de estado para los líderes soberanistas”

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, durante el acto del Consell de la República en Perpiñán (Francia) el 29 de febrero de 2020David Zorrakino Europa Press

La Guardia Civil cree que el “verdadero objetivo” de la candidatura de Barcelona para organizar los Juegos de Invierno de 2030 “no es otro que fomentar el reconocimiento internacional de Cataluña como nación”. Así lo asegura en un informe del pasado 22 de octubre incorporado al sumario del “caso Voloh”, en el que el Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona investiga un supuesto desvío de fondos al entorno independentista del ex president Carles Puigdemont.

El Instituto Armado señala que parte de la financiación del proyecto “se realizaría a través de Ferrocarriles de la Generalitat, al parecer bajo la apariencia de que las estaciones de esquí dependen de ese organismo”. Algo que, añade, resulta “dudoso” dado que este organismo “financió irregularmente” a la ONG Igman y ala fundación CATmon (situadas en el epicentro de la supuesta trama de desvío de subvenciones) “a través del pago de publicidad, hechos por los cuales resultó investigado el que fuera presidente de aquella entidad, Enric Ticó”.

Y es que el informe incide en que el deporte “constituye una auténtica estructura de estado para los líderes soberanistas” que habrían utilizado una supuesta red fraudulenta de subvenciones para -subraya la Guardia Civil- “culminar el proceso de secesión de Cataluña aun fuera de las vías legales valiéndose de ese desvío de fondos públicos con el que poder financiar su proyecto de secesión”.

El informe también alerta de que Iniciatives Events, la empresa que organizó el pasado año el acto independentista de Puigdemont en Perpiñán (Francia) y que se habría beneficiado también de subvenciones irregulares, “resultó adjudicataria de un contrato de Ferrocarrils de la Generalitat por importe de 95.000 euros vinculado

a la candidatura olímpica Barcelona-Pirineos 2030”. Y, además, desde el Consell Catalá de l´Esport se tramitaron “todos los pasos necesarios para adjudicar otro contrato asociado a esa candidatura por importe de 226.894,59 euros”, aunque ese desembolso no fue autorizado por el departamento de Economía y Hacienda.

De esa operativa se habría beneficiado igualmente la Plataforma Proselecciones Deportivas Catalanas que preside Xavier Vinyals, quien en ese “estado mayor” de Puigdemont se encargaba del área internacional. Esta plataforma, “encargada de transmitir el mensaje independentista en el ámbito deportivo”, percibió en subvenciones más de 9 millones de euros entre 2005 y 2018. La concesión de subvenciones a esta plataforma, incide el informe policial, “ha sido recurrente”, pero los argumentos para eludir el concurso en su adjudicación, la supuesta excepcionalidad y, sobre todo, la promoción de las selecciones catalanas, “no se ajustan a la realidad” según la Guardia Civil.

Como exponente de esa operativa, los autores del informe recuerdan el Forum Crans Montana (CMF) de 2017, para el que la Plataforma Proselecciones Deportivas Catalanas percibió 300.000 euros de subvención que se documentó antes incluso de que se aprobara. “En la justificación de la subvención obtenida”, recoge el informe policial, “aquel Fórum tuvo exclusivamente una naturaleza política alejada, por tanto, del deporte bajo el que se enmascaró la subvención”.

Tras rechazar el interventor el pago de esos 300.000 euros, la justificación que se esgrimió fue que esa factura respondía “a un encargo político”, por lo que si eran necesarias más explicaciones había que buscarlas “al nivel político que corresponda”.

Puigdemont participó en ese foro tanto en esa edición como en las dos posteriores, ya fugado de la Justicia. En la del pasado año, celebrada en Ginebra (Suiza), la Guardia Civil destaca que presentaba a Puigdemont “como exiliado y denunciaba la existencia de presos políticos, lo que demuestra que ese CMF se encuentra alineado con los intereses independentistas”. De ahí que considere “elocuente y significativo” que parte de los gastos justificativos de la subvención otorgada a la Plataforma en el 2017 “están dirigidos a la realización de las campañas “L’esport pel si” y “Guanyarem”, las cuales promocionaban el referéndum del 1-0 y la independencia de Cataluña”.