La nieve cambia el trabajo policial: de custodiar cadáveres a ayudar a enfermos

Los agentes han realizado traslados de enfermos de diálisis hasta los hospitales y han repartido mantas y comida a las personas que fueron rescatadas de la A-5

Policía Nacional acude a las llamadas de emergencia durante el temporalFoto: Policía NacionalLa Razón

El trabajo de la Policía Nacional en Madrid ha cambiado este fin de semana a consecuencia del temporal Filomena y los agentes han tenido que centrar sus esfuerzos en custodiar cadáveres en domicilios o en labores humanitarias a personas atrapadas por la nieve.

Los agentes de las diferentes comisarías de la región han custodiado a lo largo del fin de semana en domicilios un total de 15 cadáveres de personas que fallecieron de forma natural, ya que a causa del temporal los médicos no pudieron llegar rápidamente para certificar la muerte.

Los propios policías han trasladado también a familiares de estos muertos, en un caso concreto desde Moncloa a San Sebastián de los Reyes, para poder velar a sus seres queridos, según aseguran a Efe fuentes policiales.

En las primeras horas de las nevadas agentes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) tuvieron que llevar bombonas de oxígeno del Hospital Clínico hasta la Clínica Moncloa ante la falta de suministro.

Esta labor humanitaria también se ha realizado en otros puntos, como en el aeropuerto de Barajas donde han ayudado a viajeros atrapados por el temporal.

En localidades como Parla, los policías han realizado traslados a enfermos de diálisis hasta el hospital debido a la imposibilidad de los servicios de emergencia de realizar estos desplazamientos.

En Alcorcón, los agentes repartieron mantas y comida a las personas que fueron rescatadas de la A-5 por la Unidad Militar de Emergencias y estuvieron refugiadas en el Polideportivo Las Canalejas. Cerca de 90 de estos ciudadanos fueron trasladados por los efectivos de seguridad hasta sus domicilios o a viviendas de familiares cercanos.

De forma paralela, muchos de estos policías, a título personal y antes de acudir a sus puestos de trabajo, han colaborado en el traslado de personal sanitario hasta hospitales como el Gregorio Marañón con sus propios vehículos adaptados para la nieve.

La sala 091 de la Policía Nacional en Madrid atendió este fin de semana 10.577 llamadas, de las cuales el 80 % eran avisos relacionadas por el temporal Filomena. El 091 recibió el viernes 4.672 llamadas, el sábado 3.195 y el domingo 2.710 avisos.

La mayoría de estas comunicaciones estaban relacionadas con información de la nevada y con los servicios humanitarios relativos a fracturas por caídas o la imposibilidad de acudir a centros médicos. El 20 % restante eran sucesos policiales.

EFE