Iglesias compara a Puigdemont con los exiliados franquistas

El vicepresidente del Gobierno cree que “estar en el Gobierno no es estar en el poder” y que la relación con los socialistas “no es fácil” pero vaticina que acabarán la legislatura

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, en una entrevista en Salvados, este domingo
El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, en una entrevista en Salvados, este domingoLa sextaAtresmedia

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, analiza - año después de la formación del primer gobierno de coalición de la historia- que “estar en el Gobierno no es estar en el poder”.

Tras las continuas discrepancias y tensiones durante el primer año de andadura de la coalición, Iglesias explica en una entrevista en Salvados (La Sexta) que, hoy por hoy, “no se fía de su socio de Gobierno y que gobernar en el día a día con los socialistas “no es fácil”. “No me fío de nadie, sé quién es mi socio de Gobierno”, reconoce, para después asegurar que parte del actual Ejecutivo preferiría que Unidas Podemos no estuviese en el Gobierno. A su juicio, el director de gabinete del presidente, Iván Redondo, “Iván Redondo prefiere que el PSOE gobierne con Ciudadanos que con nosotros”. Unas declaraciones que se producen justo al mismo tiempo que el jefe de Gabinete de Pedro Sánchez alababa al vicepresidente en una entrevista en el Diario Vasco que su relación con Iglesias es “magnífica” y en la que aseguraba que “somos amigos y empatizamos”.

Vaticina un Gobierno largo

Sin embargo, un año después de la primera experiencia del gobierno de coalición, el vicepresidente analiza que a pesar de que “no es fácil” gobernar con el PSOE, es “lo más sensato y razonable para este país a la vista de la correlación de fuerzas existentes”. De hecho, vaticina que, el Gobierno de coalición “no va a caer”. “Este Gobierno va a acabar la Legislatura”, aunque avisa que seguirán dándose dentro de la coalición debates y tensiones entre ambos socios. “Vamos a estar de acuerdo en todo?, se pregunta. “No”, responde, para asegurar que PSOE y Unidas Podemos discutirán mucho, pero “seremos los que más cumplan sus compromisos de Gobierno de este país”.

Sobre las continuas diferencias en el seno de la coalición, muchas de ellas hechas públicas por la parte morada,-desahucios, mercado de la luz, subida del SMI- con el objetivo de desencallar algunos asuntos clave para los morados, el vicepresidente lo encuadra dentro de la normalidad. Asegura que “hay grandes diferencias que luego se escenifican, como es normal”. Se que cosas podemos hacer en el Gobierno, pero no se me olvida de que tenemos diferencias muy amplias”.

“Hay que empujar” hacia la República

Uno de los asuntos que este año volverá a tensionar a ambos partidos de Gobierno será la actual monarquía parlamentaria. El vicepresidente reconoce que aún no existe la correlación de fuerzas necesaria para abrir el melón entre monarquía o república pero, recomienda “empujar” el debate. “Ahora hay mucha gente que dice que la república es imposible y que no va a ocurrir nunca porque no hay correlación de fuerzas ahora, pero las cosas para que ocurran a veces hay que tener paciencia y hay que empujarlas”, destaca.

“A lo mejor dentro de unos años estamos aquí y tenemos un cuadro de la presidenta de la república”, insiste el vicepresidente del Gobierno, que defiende que es republicano y aspira “a que España sea una república”.

En cuanto a las diferencias con su socio y al rechazo del PSOE a la creación de una comisión de investigación en el Congreso sobre Juan Carlos I, el vicepresidente s ha confesado que no concebía” que el PSOE en esta ocasión “pudiera decir que no”, pues siempre puso encima de la mesa el argumento de que, aunque fuera legítima esta solicitud, no era viable jurídicamente en base a los dictámenes de los letrados de la cámara.

El vicepresidente también responde ante las críticas de la oposición por su “desaparición” durante el temporal generado por la ola de frío en España. Ante las críticas, dice que “no se ve con una pala” haciéndose fotos, en referencia a la imagen del líder de la oposición Pablo Casado ayudando a limpiar la ciudad. “Yo creo que el Gobierno está todos los días las 24 horas. Sobre todo nos toca poner en valor el trabajo de empleados y empleadas públicas que hacen que todo funcione”.

Puigdemont “es un exiliado”

Sobre los líderes del procés, el vicepresidente asegura que los primeros deben estar en libertad “y representar a sus votantes” y sobre el ex president catalán fugado, Carles Puigdemont cree que “sí” es un exiliado y que no comparte sus “objetivos políticos”. “Se ha jodido la vida para siempre por sus ideas política”, lamenta. El vicepresidente ha analizado también la actualidad catalana que cree que debe resolverse por vías propias de la política y que la “agresividad” de la derecha convirtió este asunto en un problema.

Sobre si es partidario no solo del indulto para Oriol Junqueras sino de que pueda ejercer también cargo público, Iglesias se ha mostrado partidario de ello, para rememorar que responsables del golpe de estado de 1981, como el general Alfonso Armada o el teniente coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero, fueron indultados. “Si alguien me dice que es más peligroso Puigdemont o Junqueras que Armada o Tejero, no estoy de acuerdo”, ha remachado.