Vox pide interrogar al presidente de Correos por el fallo de seguridad de las cartas con bala

El partido que lidera Abascal quiere que comparezca en la comisión de Interior y proteger de una “caza de brujas” al vigilante de seguridad

Correos pide el despido del vigilante que no detectó las balas de las cartas con amenazas a Iglesias, Marlaska y Gámez
Correos pide el despido del vigilante que no detectó las balas de las cartas con amenazas a Iglesias, Marlaska y GámezCORREOS CORREOS

El Grupo Vox ha registrado en el Congreso de los Diputados la solicitud de comparecencia del presidente de Correos y Telégrafos en la comisión de Interior. La diputada Macarena Olona, en nombre del partido que lidera Abascal, piden que dé explicaciones sobre “el grave fallo de seguridad” que habría provocado que el Ministro del Interior, la directora general de la Guardia Civil y el exvicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias “hayan recibido una carta con balas en su interior, según han denunciado ellos mismos”, destaca en su escrito.

Vox, a lo largo de sus intervenciones ha condenado “todo tipo de violencia” e incluso anunció que denunciarían las “supuestas amenazas” de muerte “personándose como acusación popular” porque “queremos que la investigación policial y judicial determine quién o quiénes son los autores de estas cartas”.

Expediente en Correos

El grave fallo de seguridad ha provocado que Correos haya abierto expediente a la empresa subcontrata responsable de la calificación y escaneo de la correspondencia y ha solicitado la “retirada inmediata” del servicio del vigilante de seguridad que no detectó en el escáner las tres cartas con amenazas.

Vox destaca que “han iniciado una caza de brujas contra el vigilante de seguridad. A quien vamos a interrogar es al presidente de Correos en el Congreso. Y en el Juzgado. Hasta el final”, ha anunciado la secretaria general del partido en la Cámara Baja, Macarena Olona.

El sindicato Alternativa Sindical puso en duda de que se “se pueda tratar de un error” del vigilante de seguridad de la empresa subcontratada por Correos al tiempo que señalaba que las máquinas de scanner “tienen un sistema de detección automática, como en el aeropuerto”. Y si la máquina “no detecta nada raro, no pasa a la inspección del vigilante”. “Si raro es que falle este sistema, más raro aún es que pase con no uno, si no tres sobres que portan objetos metálicos”, indicó.