El submarino S-80 ya flota

Navantia completa con éxito la operación de puesta a flote del “Isaac Peral”, al que le esperan más de un año y medio de pruebas en el agua

Thumbnail

Dos semanas después de su puesta de largo y presentación en sociedad, el primer submarino S-80 para la Armada, el S-81 “Isaac Peral”, ha entrado hoy en el agua tras una delicada y larga maniobra que se ha retrasado varios días por las condiciones meteorológicas. De esta forma, tras completar su construcción 17 años después de que arrancara el programa, Navantia ha cumplido otro importante hito.

Desde que el pasado día 22 la Princesa Leonor amadrinara el que es considerado uno de los submarinos (no nucleares) más avanzados del mundo, en el astillero de Navantia de Cartagena (Murcia) comenzaron las tareas que llevarían al S-80 al agua. Un lento y delicado trabajo que comenzó con su colocación sobre un dique flotante. Tras esto, se ha hecho flotar el dique y se ha trasladado hasta la fosa, el lugar de la dársena que cuenta con el calado necesario. Una vez allí se ha iniciado la inundación de sus lastres y ha comenzado a sumergirse, comenzando el submarino a recibir agua y, poco a poco, a flotar por sí mismo.

El S-81 "Isaac Peral" en el agua
El S-81 "Isaac Peral" en el aguaMinisterio de Defensa

Se trata de una difícil tarea en la que a cada paso se van realizando una serie de comprobaciones “vitales” para la seguridad del submarino. Tras esto, los remolcadores y las empujadoras lo han trasladado hasta el muelle de armamento, donde quedará atracado.

A partir de ahora comienza la etapa de pruebas, que arrancan en puerto, con el submarino amarrado, y que está previsto que se prolonguen durante unos nueve meses, tras lo que saldrá a mar abierto. Tal y como explican desde Navantia, las pruebas de puerto y de mar suponen probar todos los sistemas, e incluyen varios hitos de seguridad, como cargar las baterías, las pruebas de propulsión sobre amarras y, por último, la navegación en superficie, la inmersión y el descenso a cota máxima.

Primera navegación en 2022

Esta última etapa tendrá lugar en la bahía de Cartagena y según la compañía la primera navegación del “Isaac Peral” tendrá lugar a principios del próximo año 2022, convirtiéndose, ya sí, en el hito más importante de todo el programa. Las previsiones apuntan a que a finales de 2022 o principios de 2023 será entregado a la Armada.

Esta tarea de puesta a flote del submarino la ha seguido en directo la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro, quien ha visitado el Arsenal de Cartagena. De ahí se ha trasladado a las instalaciones Navantia, donde ha presenciado la maniobra.

Al mando de este hito de la industria naval española está el capitán de corbeta Manuel Corral Iranzo, quien desde el pasado 1 de marzo es el comandante del S-81 «Isaac Peral». Se trata de un marino experto -fue el único que superó el exigente curso de Comandante de Submarinos de la Marina de Noruega- que, en una entrevista a LA RAZÓN, aseguraba que este sumergible «va a suponer un revulsivo para la Armada». Lo dijo días antes de su presentación, apuntando que “para todos los submarinistas va a suponer un gran impulso motivacional verlo en el agua”. Hoy es ese día.