El 67% cree que el Rey debería tener más presencia en Cataluña

La mayoría de los españoles apoya la Monarquía frente a una Republica y valora positivamente el reinado de Felipe VI.

Siete años después de su proclamación como Felipe VI, y en un reinado en el que se han juntado todas las crisis posibles, la salud de la Monarquía sigue siendo buena, según una encuesta de NC Report para LA RAZÓN. El reinado de Felipe VI lo valora «positivamente» el 69,8 por ciento de los encuestados, y sólo un 24,5 por ciento lo califica de «negativo». Por contraste con la opinión a la baja sobre los políticos, y los suspensos prácticamente generales de miembros del Gobierno y líderes de los partidos, todos los miembros de la Familia Real superan el aprobado, y la nota más alta es para el Rey, que alcanza el 6,6. La mayoría de las preguntas de este sondeo constatan, asimismo, que la Monarquía tiene más apoyo entre las generaciones de edad más avanzada, sobre todo a partir de los 55, que es donde están los grupos que más cerca han vivido la transición a la democracia.

A la figura del Rey se le ha colocado en el centro de la diana por la decisión del Gobierno de llevar al Consejo de Ministros la aprobación de los indultos para los líderes del «procés». Pero toda la polémica política, y los tiras y aflojas de partido, no parece llegar a la ciudadanía, que se muestra mucho más razonable que lo que se escucha en las luchas partidistas. Un 60,9 por ciento entiende, sin más, que el Rey está obligado a firmar los indultos como establece la Constitución, con independencia de lo que el encuestado opine respecto a la concesión de esta medida de gracia. Más equilibradas están las opiniones ante la pregunta de si el Gobierno deja en mal lugar al Rey por tomar esta decisión. La mayoría, un 46,4 por ciento, dice que «sí», frente a un 40,4 por ciento que considera que «no» es así.

La crisis catalana marca por completo la agenda de este final de curso, y también será tema central de la agenda del próximo, junto con el reparto de los fondos europeos y la evolución de la economía, porque se espera que eche a andar la mesa de diálogo entre el Gobierno de Sánchez y Generalitat catalana.

Encuesta NC REPORT
Encuesta NC REPORT FOTO: T. Nieto

En este contexto, hay una mayoría social, el 67,3 por ciento, que considera que Felipe VI debe tener más presencia en Cataluña, y que es un factor de unidad y de estabilidad que el Gobierno debe utilizar en esta nueva etapa. Por contraste con decisiones del pasado en las que se rompió incluso con tradiciones como su asistencia a la entrega de despachos a la nueva promoción de jueces en Barcelona, el pasado septiembre.

La Monarquía soporta las consecuencias de la fragmentación y la fuerza que la minoría de Pedro Sánchez ha dado a grupos independentistas y a otras siglas, como Unidas Podemos, por depender de ellos para sostenerse en Moncloa. En este nuevo escenario político, donde los antimonárquicos tienen más peso en el Gobierno de la Nación, y a lo que hay que unir la grave crisis que afecta al Rey emérito, un 53,7 por ciento asegura que prefiere la Monarquía parlamentaria actual a una República. Este modelo lo respalda el 38,9 por ciento de los encuestados.

Referéndum Monarquía-República

En esta línea, el 51,8 por ciento es contrario a celebrar un referéndum sobre Monarquía o República frente a un 41,7 por ciento que se declara a favor. En cualquier democracia, todo lo que tenga que ver con ampliar los cauces de consulta siempre crece en apoyos a medida que avanza la cultura democrática de su sociedad.

Incluso con ese equilibrio creciente sobre si debe consultarse o no a los españoles respecto al modelo de Estado, la respuesta a la pregunta de si se confía en que la princesa Leonor herede el trono confirma, a su vez, que también son mayoría los que creen que este referéndum se saldaría a favor de la Monarquía. Un 70,2 por ciento está convencido de que la princesa Leonor reinará, y sólo el 21,3 por ciento lo pone en duda.

La sociedad española es consciente de la dificultad de los tiempos que le han tocado vivir a Felipe VI desde que estrenó su reinado, de tal manera que un 75,4 por ciento de los encuestados califica de «duros» estos últimos años: crisis política, crisis económica, pandemia y crisis en la propia Familia Real.

Respecto a otra de las cuestiones que están sobrevolando siempre en el debate político, la despenalización de las injurias a la Corona, el 50,4 por ciento se declara contrario, con casi equilibrio entre el «sí» y el «no» en los menores de 34 años.

El Rey emérito es uno de lo quebraderos de cabeza de Felipe VI. La evolución de la investigación judicial sobre su patrimonio, sobre todo en lo que afecta a Suiza y Andorra, parece que complica todavía más el futuro de Don Juan Carlos, pero el 51,9 por ciento de los españoles aprueba que el Rey emérito vuelva a España. No es una opción que esté hoy sobre la mesa.