El rey de Marruecos llama a “inaugurar una etapa inédita” en las relaciones con España

El objetivo es salir de la crisis diplomática bilateral sobre “la base de la confianza, la transparencia, el respeto mutuo y la honra de los compromisos”

Fotografía facilitada por el Palacio Real de Marruecos con motivo del 20º aniversario del reinado de Mohamed Mohamed VI
Fotografía facilitada por el Palacio Real de Marruecos con motivo del 20º aniversario del reinado de Mohamed Mohamed VI FOTO: Palacio Real de Marruecos EFE

El rey de Marruecos, Mohamed VI, ha llamado este viernes a “inaugurar una etapa inédita” en las relaciones con España en el discurso pronunciado con motivo de 68º aniversario de la Revolución del Rey y el Pueblo. Según el monarca alauita, la nueva etapa debe construirse sobre la “base de la confianza, la transparencia, el respeto mutuo y la honra de los compromisos”.

El rey de Marruecos ha admitido que las relaciones con España “han pasado últimamente por una crisis inédita que ha sacudido fuertemente la confianza mutua y ha planteado numerosas interrogantes sobre su destino”. Sin embargo, ha afirmado Mohamed VI, “hemos trabajado con la parte española en un clima de total sosiego, transparencia y responsabilidad”.

“Además de los tradicionales puntos constantes, que constituyen su zócalo [de las relaciones], hoy velamos por consolidarlas mediante la comprensión conjunta de los intereses de los dos países vecinos”, ha expresado el jefe del Estado marroquí.

Mohamed VI ha afirmado “haber seguido personalmente y de manera directa la marcha del diálogo y el desarrollo de las discusiones”. “Nuestro objetivo no consistió únicamente en salir de esta crisis, sino en hacer de la misma una ocasión para revisar los fundamentos y los determinantes que gobiernan estas relaciones”, ha aseverado el monarca.

“Con toda sinceridad y confianza, aspiramos a seguir trabajando con el gobierno de España y con su presidente, Su Excelencia el Sr. D. Pedro Sánchez, con el fin de inaugurar una nueva etapa inédita en las relaciones entre los dos países, sobre la base de la confianza, la transparencia, el respeto mutuo y la honra de los compromisos”, ha llamado hacia el final de su discurso el monarca alauita.

El rey de Marruecos ha denunciado los ataques “sistemáticamente dirigidos contra Marruecos desde algunos países y organizaciones, conocidos por su hostilidad a nuestro país”. El rey no ha precisado a qué Estados y entidades se refería, pero ha señalado a “unos pocos países, sobre todo de Europa”, que, a su juicio, “lamentablemente considerados como socios tradicionales, temen por sus intereses económicos, sus mercados y sus centros hegemónicos en la zona magrebí”.

“Algunos de sus líderes no han digerido todavía el hecho de que el problema no esté en los regímenes de los países del gran Magreb, sino en sus propios sistemas que, incapaces de seguir las evoluciones, continúan apostados en el pasado. Los meses pasados han hecho ver que estos países acusan una fuerte debilidad en lo que a respeto de las instituciones del Estado y de sus funciones tradicionales básicas se refiere”, ha abundado el monarca en el discurso pronunciado este viernes.

El rey ha deplorado que, “al crear infundadas justificaciones y acusar a nuestras instituciones nacionales de no respetar los derechos y libertades, quieren que seamos como ellos”. “Lo que con todo esto buscan no es otra cosa sino atentar contra su reputación y contra el respeto y prestigio que se han ganado”, ha asegurado el monarca.

“Por ello se movilizaron todos los medios posibles, tanto legales como ilegales, distribuyendo roles y utilizando importantes medios de influencia, con el fin de involucrar a Marruecos en problemas y diferencias con algunos países”, ha explicado Mohamed VI, en alusión al caso Pegasus, que vincula a los servicios secretos marroquíes al supuesto espionaje de políticos, periodistas o activistas de varios países.

El soberano alauita ha aprovechado para recordar en su discurso la solidez de las relaciones que Marruecos mantiene con Francia. El rey ha enfatizado “los sólidos lazos de amistad y mutua consideración” que le unen con el presidente francés Emmanuel Macron. Según reveló un consorcio de medios internacionales –entre los que se encuentra el francés Le Monde-, entre los números de teléfono que supuestamente los servicios de inteligencia marroquíes habrían espiado gracias al programa informático Pegasus se hallaba el del presidente galo.

Finalmente, ha zanjado Mohamed VI, “los adversarios de la integridad territorial del Reino parten de posturas preconcebidas y superadas, y no quieren que Marruecos siga siendo libre, fuerte e influyente”.

“Nueva etapa de reformas”

Por otra parte, el rey de Marruecos ha anunciado “una nueva etapa de proyectos y reformas que tienen lugar en el marco de la puesta en marcha del Modelo de Desarrollo y del Pacto Nacional por el Desarrollo”. El país magrebí celebrará elecciones legislativas, regionales y locales el próximo 8 de septiembre.

“Queremos afirmar que vamos a proseguir con nuestra marcha, guste o no guste, y a pesar de incomodar a los enemigos y de la envidia de los rencorosos”, ha anunciado el rey de Marruecos en un discurso de profundo calado político.