Internacional

El Polisario aprovecha la vuelta de Ghali a Tinduf para anunciar un recrudecimiento de la guerra con Marruecos

El jefe polisario ha logrado superar el coronavirus gracias, en parte, al tratamiento que tuvo en un hospital público español

Ghali pasa revista a sus tropas en los campamentos de Tinduf en Argelia
Ghali pasa revista a sus tropas en los campamentos de Tinduf en Argeliajmzgh

El Presidente de la República Saharaui ha regresado hoy a los campamentos de refugiados de Tinduf, en Argelia, tras casi seis meses de ausencia debido a su contagio por COVID-19. “Brahim Ghali asoma ahora a un nuevo escenario completamente distinto al que dejó el pasado abril (...) Un panorama candente y de momento favorable en el ámbito diplomático, pero que perfectamente puede escalar las hostilidades armadas sobre el terreno entre el Ejército saharaui y las fuerzas de ocupación marroquíes si no se cumple con la legalidad internacional”, señala el digital Ecsaharahui.

El también secretario General del Frente Polisario ha recuperado “todas sus funciones presidenciales. Su última aparición fue el pasado 20 de Julio cuando ofreció un discurso a la nación con motivo de Eid Al Adha (Fiesta del Cordero). Ahora, tras casi un periodo de seis meses ausente entre España y Argelia”.

“En el ámbito castrense supone un cambio sustancial ya que Brahim Ghali es el máximo jefe militar y, ciertamente, durante el periodo que ha estado convaleciente no se han desarrollado grandes operaciones armadas o alto valor estratégico, por lo que en este sentido se prevé un recrudecimiento de la misma con el propósito de llegar con fuerza a la reunión del Consejo de Seguridad”. Es decir, que van a redoblar los ataques contra las Fuerzas Armadas de Marruecos.

Este tono amenazador se produce cuando las relaciones diplomáticas entre España y Marruecos, deterioradas por la presencia irregular de Ghali en nuestro país, llevan camino de normaloizarse. No deja de ser un sinsentido que quién se ha beneficiado de los cuidados médicos en un centro sanitario pagado por los impuestos de todos los españoles se ponga ahora al frente de las tropas que atacan al régimen de Rabat.

En el asunto de la estancia de Ghali en nuestro país quedan todavía muchas incógnitas por resolver. La investigación judicial ha llegado ya hasta la ex ministra González Laya, pero resulta difícil de creer, según fuentes consultadas por LA RAZÓN, que fuera ella la que tomara todas las decisiones sin consultarlas con sus superiores. No es un secreto que Podemos, cuyo ex digigente, Pablo Iglesias, era entonces vicepresidente delo Gobierno, mantiene unas relaciones fluidas con el Frente Polisario.