Dolors Montserrat: «Algunos delitos puede que hayan prescrito, pero la verdad no»

La misión europea elaborará un documento con recomendaciones para evitar la impunidad social, moral, judicial y el olvido y así «aligerar el dolor de las víctimas»

Dolors Montserrat, eurodiputada del Partido Popular.
Dolors Montserrat, eurodiputada del Partido Popular. FOTO: Cristina Bejarano La Razón

La misión del Parlamento Europeo que durante tres días ha tratado de buscar información sobre el porqué hay 379 crímenes de ETA sin resolver se lleva deberes. La eurodiputada del PP, Dolors Montserrat acompañó a la delegación en una inmersión a la memoria de las víctimas donde resalta la importancia de la justicia, la cooperación, el derecho a la verdad y la lucha contra el olvido de todos esos «sumarios sin sepultura», como les dijo uno de los comparecientes.

¿Para qué va a servir el documento que elabore la misión?

Las víctimas son el centro de este informe y de la misión. El documento aportará unas conclusiones y recomendaciones del Parlamento Europeo porque, quizá, algunos delitos han prescrito, pero la verdad nunca prescribe, y eso es lo que se busca. También poner punto y final a la impunidad moral y social.

¿Las recomendaciones servirán para abrir casos sin esclarecer?

Durante la misión nos han explicado diferentes cosas que podemos mejorar en la legislación a nivel europeo como la cooperación internacional donde, al inicio de la democracia, Francia no ayudó y luego su cooperación fue vital. Hoy en día vemos, por ejemplo, países como Venezuela o Cuba que no están cooperando. Desde la UE podemos instar a esa cooperación con mejores mecanismos con el fin de que puedan ayudar para evitar la impunidad y ser más rápidos. Es precipitado decir cuáles van a ser las recomendaciones, pero sí que nos han dado mucha información que hay que ir procesando. Estoy convencida de que el documento ayudará a todas las víctimas y a la sociedad.

La delegación se ha sorprendido por las concesiones que se están haciendo a los etarras. ¿Qué les han trasladado?

La misión en ningún momento viene a enjuiciar ninguna institución a lo largo de estos años sino, sobre todo, a conocer lo que nos reclaman las víctimas. El 70% de los asesinatos por resolver pasan en los años de Plomo, en País Vasco y Navarra. Estos días nos han informado de cómo en esa etapa influyó la falta de recursos, de testigos, el temor de la sociedad que vivía atemorizada y cómo, para resolver estos delitos, sería de vital ayuda la colaboración de los encarcelados. También nos han trasladado que no pueda haber beneficios si no hay colaboración activa para esclarecer crímenes. Además, se ha puesto en valor ese desplazamiento del País Vasco de cerca de 200.000 personas y cómo influyó en el censo electoral.

¿Qué se puede hacer desde la UE para evitar los homenajes?

Se ha hablado de la distinción bien clara del delito del enaltecimiento del terrorismo y humillación de las víctimas, de manera que, si está más claro en la legislación tendremos más posibilidades de evitar esa impunidad social. Aún tienen que procesar mucha información aportada. La directiva de protección de víctimas ahora está en revisión en Europa, por lo que este informe también puede ayudar mucho haciendo consideraciones en materia legislativa.

Las víctimas les pusieron el ejemplo de si imaginaba la posibilidad de que París pudiera homenajear a los asesinos de Bataclán tras cumplir sus condenas. ¿Cómo reaccionaron al saber además que el Gobierno pacta con el partido que no condena el terrorismo?

El ejemplo de Bataclán fue muy gráfico para ellos. Además, se sorprendieron mucho cuando alguien les habló de Pernando Barrena, condenado por terrorismo, porque no sabían quién era ni que es parlamentario europeo; y se nos quedaron mirando a la delegación española y fueron a buscar su imagen en redes. (Es miembro de la comisión de libertades civiles, justicia y asuntos interiores y también va a la comisión de peticiones).

La misión ha insistido en que no quiere enjuiciar al Gobierno ni a las instituciones españolas, sino reclamar que las víctimas necesitan saber para aligerar su dolor.

¿Hubo quien quiso que se conociera otro relato?

Nadie propuso en ningún momento ir a ver a ningún asesino ni ningún condenado que esté en libertad, esto que quede claro. Quizá algún grupo, creo que eran los verdes, propusieron una agenda más política. Pero no salió a delante en la votación porque se optó por una agenda más técnica. Y, aunque los verdes (donde se integra Equo) tenían cupo no han querido venir a la misión.

¿Qué les dijeron los jueces y las Fuerzas de Seguridad?

Que no se ha dejado de investigar y siempre que hay indicios vuelven a revisarlo todo.

¿La delegación conocía quién fue Miguel Ángel Blanco o José Antonio Ortega Lara... ?

En el Centro Memorial estuvimos en la reproducción del zulo, vieron las cartas de extorsión, la reproducción de las bomba lapa, los avisos telefónicos que daban, los currículums para entrar en ETA, las plazas de los pueblos del País Vasco... Esa visita fue muy dolorosa e impactante, han sido tres días siendo «víctimas» como sociedad y nos han dicho que estaban agradecidos de haber venido para poder luchar por la verdad y por las víctimas en el Parlamento Europeo. Ellos sabían lo que era ETA. Ha sido impresionante ese viaje a la memoria y recomiendo visitar el Memorial.