El 82,5% de los españoles exige resolver los crímenes de ETA

Una encuesta de NC Report destaca que el 70,9% de los ciudadanos considera que Bildu no es un interlocutor válido y un 73,6% desaprueba que el Gobierno negocie con ellos

Una delegación del Parlamento Europeo, impulsada desde la comisión de Peticiones durante tres días ha buscado respuestas para intentar esclarecer el porqué hay 379 crímenes de ETA sin resolver. Dicha misión, elaborará un documento que algunas víctimas esperan para poder impulsar algunas causas y que no se dé carpetazo a estos asesinatos. De hecho, este es el sentir de los ciudadanos que, en un 82,5%, cree que debería hacerse más por resolver los crímenes de ETA que aún siguen pendientes, según se desprende de una encuesta de NC Report. Y es que de algunos de los asesinatos no hay casi nada en las carpetillas que guardan los juzgados, en otros hay pistas que nunca se llegaron a seguir o se sigue sin condenar a los autores, pero tampoco a los jefes que lo ordenaron a pesar de que España ha pedido incluso extradiciones a Francia que siguen paralizadas.

Esta delegación del parlamento europeo, presidida por la eurodiputada francesa del grupo PPE, Agnès Evren estaba formada por los eurodiputados Alex Agius Saliba (S&D, Malta), Vlad Gheorghe (Renew, Rumanía) y Kosma Złotowski (CRE, Polonia).

“Intermediación” de Europa

Su paso por España preguntando y “removiendo” ha sido tomado por las víctimas con cierta “esperanza” pero también por los ciudadanos que en un 54,8% confía en la intermediación de Europa para resolver estos crímenes. Por el contrario, un 38,1% no confía en que esto sirva para algo, siendo los más jóvenes los que muestran más escepticismo mientras que, los más mayores se muestran más confiados en que servirá para dar un impulso a las investigaciones.

Encuesta NCReport: ETA
Encuesta NCReport: ETA FOTO: Teresa Gallardo

Diez años después del cese definitivo de la “actividad armada” la mayoría de los españoles ve que la situación en el País Vasco ha cambiado. Así lo valora hasta un 71,6 por ciento siendo los más jóvenes, de los cuales muchos no saben quién fue Miguel Ángel Blanco o no identifican al funcionario de prisiones, José Ortega Lara, secuestrado por ETA 532 días, los que inciden sobre todo en el cambio producido en esta tierra, con un 80,6%.

Si se les pregunta si la situación ha cambiado en España en su conjunto, con respecto a los últimos diez años, también mayoritariamente, en un 69,4 % de los encuestados consideran que “sí”. De nuevo, es el grupo menos edad, con un 80,4% los que valoran que ha habido un cambio en los últimos años mientras que la franja de edad que va de los 55 en adelante aprecian este cambio en un 63,7%.

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite) ha documentado un total de 64 actos de apoyo a ETA en los primeros seis meses de 2021, lo que supone una disminución de este tipo de actos con respecto a 2020 de un 51%, cuando el colectivo que presidente Consuelo Ordóñez llegó a contabilizar hasta 124 actos. Sin embargo, los “ongi etorris” en los que se reciben a los presos de la banda terrorista como héroes sigue siendo algo que resulta humillante para las víctimas e incomprensible para la mayoría de españoles, donde, un 75,1% considera que deberían prohibirse. De nuevo son los más mayores los que manifiestan su rechazo con mayor contundencia, hasta un 81,3% frente a los más jóvenes que apuestan por su prohibición, en un 67,5%.

Prisión de San Sebastián
Prisión de San Sebastián FOTO: Juan Herrero EFE

La cesión de las prisiones al País Vasco es una de las exigencias que ponía PNV al Gobierno, pero también es un tanto al que se apunta Bildu y que se materializó el pasado 1 de octubre. Desde el Gobierno central insisten en que la política penitenciaria sigue dependiendo del Ministerio del Interior, pero, con la gestión de las cárceles, también pasan a ser competencia vasca los 670 funcionarios de prisiones, la política de reinserción e incluso los beneficios penitenciarios con excarcelación mediante. “Nuestro modelo estará sustentado en el uso del encarcelamiento como una opción extrema que se use cuando no exista otra alternativa y con el objetivo de que al menos el 40% de los reclusos, con todo tipo de delitos, cumplan sus penas en régimen abierto”, señaló a finales del año pasado la consejera de Justicia del País Vasco, Beatriz Artolazabal. Sin embargo, en estos movimientos no se cumple algo que para el 66,9% de los encuestados es importante: que sea un requisito penitenciario la colaboración con la Justicia ya que, por ahora, los etarras que son acercados a prisiones no están mostrando ninguna colaboración para ayudar a esclarecer los crímenes por los que aún no hay condenado ningún autor material.

Antes de que se produjera esto, el continuo goteo de acercamiento de presos a cárceles del País Vasco o prisiones próximas ha sido constante de manera que todos los etarras han sido trasladados al menos una vez. Sin embargo, según se desprende de dicha encuesta, un 67,7% de los ciudadanos no es partidario de que se hagan estos acercamientos siendo de nuevo los grupos de mayor edad los que menos de acuerdo se sienten en un 72,4%.

Que EH Bildu tenga un papel imprescindible en la política española como “negociador” y Arnaldo Otegi haya sido reconvertido en un “hombre de Estado” capaz de exigir qué está en juego o qué no, para aprobar unos Presupuestos, es algo que tampoco los ciudadanos ven con buenos ojos. De hecho, el 70,9% considera que Bildu no es un “interlocutor válido” frente a un 24,4% que cree que sí lo es. De nuevo, la franja de mayor edad (78,4%) es la que más crítica se muestra con el papel protagonista y de “blanqueamiento” que se le otorga al partido heredero de Batasuna. Asimismo, al 73,6% le parece mal que el Gobierno negocie con ellos.