La cámara de un ertzaina graba lo que pudo ser un grave accidente de circulación

La Guardia Civil investiga a un conductor que realizó un adelantamiento en el que los demás vehículos tuvieron que parar en seco para evitar la colisión

Se salvaron de un accidente, que pudo ser mortal, por centímetros. Tuvieron que detener sus vehículos para evitar colisionar con otro que, pese a la evidencia de que no podía hacerlo, realizó un adelantamiento en una carretera sin escapatoria, con el barranco a un lado y un muro de hormigón al otro. El colmo de la imprudencia.

Se trata de una carretera de montaña, sin posibles escapes, de doble dirección, que une las localidades de Port Bou y Sabiñánigo. La Guardia Civil ha investigado a un conductor por un delito contra la seguridad vial, al realizar dos adelantamientos con temeridad manifiesta en el punto kilométrico 402 de dicha vía, en el término municipal de Seira (Huesca).

La investigación se inició gracias a la colaboración de un ertzaina que llevaba instalado en el salpicadero de su vehículo una videocámara, con la pudo grabar cómo el investigado realizaba una maniobra de adelantamiento a un vehículo en un tramo sin apenas visibilidad.

A pesar de advertir la presencia de otro turismo que circulaba en sentido contrario, sin que hubiera el espacio suficiente para realizar la maniobra adecuadamente, lejos de desistir, continúo en su empeño. Las imágenes del vídeo grabado por el ertzaina hablan por sí solas.

La Guardia Civil apela a la conciencia cívica de la población para que en caso de encontrase ante una situación similar puedan avisar al teléfono 062 (Guardia Civil) o 112 (Emergencias), o en caso de que hayan realizado alguna grabación o tengan algún enlace de interés, puedan aportarlos en los canales creados por la Guardia Civil, dentro del apartado denuncia electrónica.