Casado arropa a los sectores que descuida Sánchez

Apuesta por el sector turístico, motor y autónomos que descuida Sánchez

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, habla con el presidente del Partido Popular, Pablo Casado y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida se encuentran en el stand del Día de Madrid
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, habla con el presidente del Partido Popular, Pablo Casado y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida se encuentran en el stand del Día de Madrid FOTO: Jesús Hellín Europa Press

Pablo Casado se implicó toda la semana en apoyar a los sectores que el Gobierno de Pedro Sánchez ha dejado huérfanos. Mientras el Ejecutivo complace a sus socios con concesiones de «mesas secesionistas», la reforma laboral, o deja hacer al ministro de Consumo, Alberto Garzón, tras los ataques contra el Turismo, la agricultura o la ganadería, los populares centran su estrategia en reforzar a lo sectores del motor, el turismo, la ganadería o a los autónomos.

La situación provocada por la pandemia y la prolongación de sus consecuencias ha afectado prácticamente a todas las pequeñas y medianas empresas del país, así como a los trabajadores autónomos. Para sufragar la situación y las elevadas pérdidas que han sufrido, el Gobierno anunció el lanzamiento de ayudas directas que no han llegado. Y es que los requisitos que se imponían para que estas empresas pudieran acceder a ellas las convirtió para muchos en innaccesibles. También, los autónomos han quedado desamparados ante una subida fiscal en las cotizaciones. Por ello, Casado se reunió el jueves con ATA para dar su apoyo a las pymes ante el «hachazo del Gobierno». Los autónomos trasladaron al PP cuáles son las necesidades para remontar en el futuro, que «no pasan por subir las cuotas». Los populares exigen al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, «que reconduzca» su propuesta de cotización por ingresos para autónomos pues detecta en ella «afán recaudatorio». «A alguno se lo baja, pero sube de forma desproporcionada las cotizaciones, además sin nada a cambio», incidieron desde el Grupo Popular. Y es que esto supone para «la estocada» para losa autonómicos, que ya soportan unas subidas de precios registradas en el último año, impulsadas principalmente por el encarecimiento de la electricidad y los combustibles. Una subida de las cotizaciones es «la puntilla para tres millones de españoles, advirtió Casado y propuso «ampliar la tarifa plana, bajar impuestos y cotizaciones sociales», así como «aplazar la devolución de los créditos ICO».

El líder de los populares también participó en dos foros de Turismo y estuvo en Fitur donde reivindicó al sector del turístico, como un «factor de éxito» frente a los que, como el ministro de Consumo, Alberto Garzón, dijo que era «precario» y de «bajo valor añadido» y volvió a demostrar su preocupación por el reparto de los fondos europeos donde el Gobierno decide a qué hay que destinarlo lo que supone, dijo, una forma «clientelar» que «puede llevar a la corrupción». «Queremos recuperar un sector clave para España», afirmó en referencia al Turismo. Además, se comprometió ante los empresarios del sector a que, cuando llegue al Gobierno, acabará con la «demonización» que otros han hecho del Turismo. Para ello presentó su propuesta que, además, el PP recoge en 28 medidas de una PNL que registró en el Congreso. En ella reclama un PERTE –Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica–como «proyecto tractor» con fondos europeos que generaría inversiones en el sector privado y atraería inversión internacional. De hecho, este punto lo repitió en todas sus intervenciones durante la semana. También busca una rebaja fiscal para ayudar al sector turístico reduciendo el IVA temporalmente al superreducido del 4%, la supresión de las tasas turísticas en las comunidades autónomas donde las haya y la de las tasas aeroportuarias. Una moratoria para la devolución de los créditos ICO, ampliación de los ERTE –los que quedan ahora son sobre todo de este sector–, hacer una Ley del Turismo en España –que armonice las normas que afectan al sector– con una campaña que subraye que es «un destino seguro» o la posibilidad de que haya una flexibilidad laboral.

El líder del PP también se reunió con el sector automovilístico para los que pidió que el Gobierno deje ya de «demonizarlos». Visitó la sede de la Asociación de Fabricantes de Automóviles y Camiones de España (ANFAC) desde donde pidió una bajada de impuestos y de costes energéticos, además de una flexibilidad laboral. Este sector representa el 10 por ciento del PIB nacional y supone el 9 por ciento del empleo sobre la población activa. Por ello apuesta una bajada de impuestos y de costes energéticos y la introducción de una mayor flexibilidad en el marco de la legislación laboral española.

Además, el partido mantuvo esta semana una reunión con 17 asociaciones de ganadería e industria cárnica española para mostrarles su apoyo.