El Trust de Jersey que apuntaba a Don Juan Carlos: el «tercer beneficiario» nunca recibió pagos

La Fiscalía concluye que no fue beneficiario ni percibió dinero alguno, aunque asume que «nunca se conocerá con total certeza» el origen de los fondos que nutrieron el depósito

El Rey Juan Carlos comunica a Felipe VI su decisión de trasladar su residencia fuera de España
Don Juan Carlos I, en el Congreso, durante el acto conmemorativo del 40º aniversario de la Constitución en 2018 FOTO: EDUARDO PARRA / EUROPA PRESS

Fue la última investigación que llegó a manos de la Fiscalía, en octubre de 2020, tras la alerta del Sepblac de la existencia de un Trust en Jersey con 10,2 millones de euros que se sospechaba podían pertenecer a Don Juan Carlos.

Y es que el JRM 2004 Trust había sido constituido en marzo de 2004 por Joaquín Romero Maura, ex consejero del soberano. Y con dinero procedente de otros dos fondos, Tartessos Trust y Hereu Trust, constituidos en Jersey en 1995 y 1997, por Manuel de Prado y Colón de Carvajal, como un depósito para ayudar a Don Juan Carlos (que figuraba como beneficiario) «en el caso de que fuera depuesto por un golpe».

Pero tras 15 meses de investigación, la Fiscalía concluye que, aunque «nunca se conocerá con total certeza el origen de los fondos con los que fueron creados» ambos trust, «nunca se hizo ningún pago» al entonces Rey con dinero de esos fondos ni consta «que haya percibido cantidad alguna» del Trust de Jersey bajo sospecha, en el que ni figuraba como beneficiario.

«Desde 2004 a 2021 –sostiene el fiscal jefe de Anticorrupción Alejandro Luzón en el decreto de archivo– no existe indicio alguno que permita vincular The JRM 2004 Trust» con Don Juan Carlos, «ni en su gestión ni en la capacidad para disponer de los fondos».

«The Third Beneficiary» ante un posible golpe

Incluso reseña que a partir de su abdicación en junio de 2014 (cuando perdió la inviolabilidad), las cantidades retiradas en ningún caso supondrían la comisión de un delito fiscal por su menor cuantía, aunque deja claro que ni siquiera hay constancia de que hubieran ido a parar a manos, no ya del Rey Emérito, sino ni tan siquiera a un contribuyente español.

La información resultante de la comisión rogatoria cursada a las autoridades de Jersey en marzo del pasado año sí que quien controlaba esos fondos –el trust se constituyó con un capital inicial de 14,9 millones de euros– era el propio Romero Maura (beneficiario junto a su esposa).

Sin embargo, en julio de 2009 propone al que denomina «The Third Beneficiary» (el Tercer Beneficiario), que solo lo sería ante «tiempos problemáticos». «Sería la persona o personas que hubieran cesado en la Jefatura del Estado de España a causa de un golpe anticonstitucional» o similar circunstancia. Bastaba con que, sin ser destronado, sufriese una «pérdida de estatus». Para ese fin se apartaban diez millones de dólares. Ese tercer beneficiario, constata la Fiscalía, «nunca llegó a estar formalmente designado» ni constan menciones posteriores al mismo.

Evitar una situación “embarazosa”

Pero, ¿de dónde procedían los fondos con los que se constituyó ese Trust de Jersey? La investigación concluye que los 8,5 millones de libras esterlinas fueron transferidas por Don Juan Carlos procedentes de los otros dos fondos fiduciarios referidos, que se nutrieron de aportaciones anónimas desde la década de los 50 del pasado siglo (sí se identifica que Simeón de Bulgaria aportó nueve millones de dólares en 1999).

Fue a finales de 2003 cuando Prado de Carvajal habría aconsejado a Don Juan Carlos cerrar ambos trust para evitar tener que dar «embarazosas explicaciones» si se descubría su existencia. El soberano decidió entonces «liquidar los trust y traspasar sus fondos» a Romero Maura en razón de su amistad y de los «servicios prestados por su familia a la monarquía». La Fiscalía descarta que esos fondos tengan relación con el «regalo» de cien millones de dólares del rey saudí ni con los fondos de Torras/Kio respecto de los cuales Prado y Colón de Carvajal fue condenado por apropiación indebida.

Una semana para decidir si regresa a España

Tras conocer la decisión de la Fiscalía del Tribunal Supremo de archivar todas las investigaciones contra el Rey Emérito, su abogado hizo público ayer mismo un comunicado en el que asegura que tras estudiar esas resoluciones, “la próxima semana se harán, en su caso, las valoraciones que correspondan”.
El letrado Javier Sánchez-Junco afirma igualmente que será entonces cuando él mismo se hará eco “de las decisiones que pueda tomar Don Juan Carlos”, que se encargará de comunicar “oportunamente”. Habrá que esperar, por tanto, para saber si el padre de Felipe VI considera que ha llegado el momento de regresar a España.