La guerra de Ucrania acaba con la «tregua» entre Gobierno y PP

Malestar en Moncloa por la acusación de Gamarra de «usar la guerra»: «Es indecente»

La guerra en Ucrania ha puesto patas arriba las previsiones del Gobierno. En Moncloa contaban con encarrilar el crecimiento, inyectado por la ejecución de los fondos europeos, a partir del segundo semestre de este año. La recuperación justa que Pedro Sánchez prometió en la salida de la crisis del coronavirus no se estaba materializando a la velocidad proyectada y las previsiones del área económica del Ejecutivo seguían chocando con las del resto de organismos internacionales. La factura de la luz y la inflación suponían un importante lastre, que llegó a situarse en el mes de febrero en el 7,4%, el nivel más elevado desde julio de 1989. Partiendo de que el contexto prebélico no era el más propicio, la invasión de Rusia a Ucrania ha acabado de dinamitar cualquier expectativa.

En Moncloa arman su discurso ahora, poniendo el foco en el conflicto armado y sus consecuencias, mientras que desde la oposición se acusa al Ejecutivo de utilizarlo como «excusa» para esconder su mala gestión. Fue el presidente del Gobierno quien marcó esta línea discursiva en sus intervenciones en la sesión de control al Gobierno ayer en el Congreso. «Hay que decir la verdad y no tratar de confundir a los ciudadanos. La inflación, los precios de la energía son única responsabilidad de Vladimir Putin y de su guerra ilegal en Ucrania», señaló Sánchez, asegurando que los precios que venían marcando el gas durante todo el 2021 demuestran que el autócrata ruso llevaba «más de un año preparando la guerra».

Enfrente, el presidente tenía por primera vez a Cuca Gamarra. La portavoz parlamentaria del PP se estrenaba en estas lides, tras el proceso de interinidad abierto en el partido con la salida de Pablo Casado y hasta que se celebre el congreso de primeros de abril. Aunque los socialistas atisbaron cierto cambio de tono en la intervención que Gamarra hizo la semana pasada en el pleno monográfico sobre Ucrania, todas sus esperanzas se disiparon cuando la portavoz popular calificó a Sánchez del presidente de las «mil coartadas» y le espetó: «Este es el peor Gobierno en el peor momento».

Gamarra interpeló a Sánchez: «¿Cuáles son las perspectivas para salvar esta situación tan crítica?» de la subida de precios del gas, la electricidad o los suministros básicos y le recordó que «la guerra de Ucrania no le excusa de sus errores del pasado, sino que le exige medidas extraordinarias que usted no toma». Le acusó de, primero utilizar la pandemia, «y ahora vemos que está dispuesto a utilizar la guerra». Esta aseveración generó la ira gubernamental. En un primer momento fue el presidente el que le reprendió ofendido: «Ya lo que me faltaba por escuchar, que yo estoy utilizando la guerra. ¿Para qué?»

Sánchez pidió «respeto» al PP y echó en cara a su bancada que hiciera frente a la pandemia y ahora a la guerra «sin el apoyo del principal partido de la oposición, como siempre». Minutos antes había reclamado «unidad», no sólo al PP, sino a todo el arco parlamentario, para afrontar la respuesta de España al futuro contexto económico adverso para evitar que las industrias, las empresas y los ciudadanos «sean rehenes del chantaje energético de Putin».

En Moncloa causó un profundo malestar la acusación del PP de «usar la guerra como excusa». Fuentes gubernamentales tachan de «indecente» la utilización de este argumento contra el Gobierno en un escenario tan grave como el actual y exigieron a Gamarra «una rectificación urgente». «Son unas declaraciones inadmisibles», señaló el portavoz del PSOE, Héctor Gómez, que, dándole la vuelta al argumento, acusó a los populares de «utilizar la pandemia para hacer oposición al Gobierno y de hacer ahora lo mismo con la guerra de Putin».

«Es el peor PP, el PP de siempre»

En privado, fuentes socialistas lamentan que «no se puede contar con el PP para dar estabilidad al país, porque confunden los grandes desafíos que enfrentamos con oportunidades para desgastar al Gobierno». «No respetan nada», critican y aprovechan para poner en tela de juicio la pretendida renovación que los populares quieren iniciar bajo el mandato de Alberto Núñez Feijóo. «Es el peor PP, el PP de siempre». Gamarra también exigió que Sánchez expulse ya a Unidas Podemos del Gobierno. «Los españoles no nos merecemos que usted mantenga como ministros a quienes apoyan a Putin, a quienes dicen que el PSOE y el PP somos partidos de la guerra, a quienes quieren dejar a los patriotas ucranianos en la estacada, a quienes desestabilizan España».