La Audiencia tantea nuevos testigos protegidos para la investigación a los fundadores de Podemos

El juzgado contacta con personas cercanas a ‘El Pollo’ Carvajal para conocer su disposición a la espera de que la Fiscalía se pronuncie sobre qué diligencias practicar

El politólogo y cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero, durante un acto electoral de Unidas Podemos, a 30 de abril de 2021
El politólogo y cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero, durante un acto electoral de Unidas Podemos, a 30 de abril de 2021 FOTO: I. Infantes. Pool I. Infantes. Pool

El juez Manuel García Castellón busca vías para mantener vivo el caso de supuesta financiación irregular de Podemos que la Sala de lo Penal dejó herido de muerte al considerar “prospectivas” la mayoría de diligencias que se habían acordado. Los magistrados dijeron no al análisis de cuentas de fundadores del partido morado como Juan Carlos Monedero y Carolina Bescansa entre otros, pero no se opusieron a verificar el testimonio del exjefe de la inteligencia militar venezolana, Hugo Carvajal (conocido como ‘El Pollo’) y de los dos testigos protegidos que ya han declarado. Por eso, según diversas fuentes del procedimiento, ya se han iniciado contactos para llamar a nuevas personas.

Los funcionarios de la Audiencia Nacional tantean algunos de los nombres que ‘El Pollo’ dio después de su última declaración. Dos fueron citados y, de hecho, uno de estos situó a Monedero en un hotel de Caracas recibiendo maletas con dinero del régimen bolivariano, pero la lista era más larga. Se está intentando dar con el paradero de al menos otros dos colaboradores del exmilitar porque, en algún caso, vive fuera de España. La duda es la predisposición que tengan para declarar de manera secreta después de que Hugo Carvajal haya desistido en su colaboración con la justicia.

Cabe recordar que éste fue detenido el 9 de septiembre de 2021 para ser extraditado a Estados Unidos que lo reclama por delitos de narcotráfico y crimen organizado, y fue a partir de ahí cuando empezó a cooperar con las autoridades españolas (algo que la Sala de lo Penal le ha afeado por interesado y tardío) para destapar la supuesta financiación irregular no solo de la izquierda española, sino de partidos de diferentes países que bebían de fondos venezolanos. Así en noviembre se desplazó hasta España la Fiscalía italiana para interrogarlo sobre el Movimiento 5 Estrellas y, recientemente, quiso hacerlo la de Perú, pero tal y como publicó eldiario.es, él ya no estaba dispuesto.

Este es el hilo más claro del que el magistrado puede seguir tirando después del auto del órgano superior con fecha del pasado 1 de marzo. El ponente Carlos Fraile estima el recurso de la Fiscalía y se opone tanto al análisis de las cuentas de Viu Comunicaciones y Viu Europa, al estudio de las transferencias de los fundadores de Podemos y a la averiguación de los viajes de Monedero a Venezuela. Además, los magistrados también muestran su negativa a dar traslado a la Fiscalía de Cooperación Internacional del caso.

Sin embargo, no mencionan el informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía aunque ya estaba aportado a la causa. Este informe se presentó el 4 de enero con las primeras conclusiones, como informó LA RAZÓN, y se da la circunstancia de que ya se avalaban las declaraciones de ‘El Pollo’. La UDEF daba veracidad a las relaciones que éste relató y además pedía la venia judicial para que Meliá Caracas le diera las estancias de Monedero en el país y para rastrear las cuentas de él, de Bescansa y de los profesores universitarios Jorge Lago y Ariel Jerez. Pero la Sala no incluyó mención alguna al informe en su decisión, a pesar de que se le había dado traslado unos días después de que el juzgado lo recibiera. Por eso, la Policía y el juez han tenido varias reuniones para acotar cómo seguir avanzando sin exceder la línea marcada por el Tribunal. Mientras, García Castellón ha pedido también a la Fiscalía que se pronuncie sobre qué diligencias de investigación creen que se pueden practicar.

Unirlas con Anticorrupción

Por su parte, la Fiscalía Anticorrupción sigue desde hace más de un año una investigación que comparte nombres con los del caso de la Audiencia Nacional. Los fiscales a cargo han compartido resultados en varias ocasiones con los responsables del juzgado, pero por el momento cada diligencia va a seguir su camino porque consideran que el objeto de cada una no es exactamente el mismo.

En el caso de Anticorrupción se rastrean millones de movimientos bancarios por un delito de blanqueo de dinero y, entre éstos, además de varios venezolanos también está implicado Monedero, según fuentes jurídicas. En el foco del juez instructor, sin embargo, está el delito de financiación irregular de partido que se introdujo en el Código Penal español a partir de 2015. Esta es otra de las chinchetas que la Sala ha marcado: en las pesquisas se supone que solo hay un pago posterior a esta fecha, del 2017. Todo lo demás estaría prescrito. Por lo que la información que puedan aportar nuevos testigos deberá ir encaminada a corroborar este punto y no el resto que, a efectos enjuiciables, no aportan nada.