Lesmes traslada a la Comisión Europea que la renovación del CGPJ es “inaplazable”

Alerta a Jourová de las “graves disfunciones” que está causando al Tribunal Supremo la reforma que impide al Consejo del Poder Judicial hacer nombramientos cuando está en funciones

La renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) es “inaplazable”. Así se lo ha transmitido el presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes, a la vicepresidenta de la Comisión Europea, Vera Jourová, en la reunión que han mantenido en la sede del alto tribunal.

En ese encuentro, según fuentes del órgano de gobierno de los jueces, Lesmes ha explicado a la comisaria europea de Valores y Transparencia -de visita institucional en España- que la “urgencia” de la renovación del Consejo -en funciones desde diciembre de 2018 por la falta de acuerdo entre PSOE y PP- viene marcada por las consecuencias de la reforma legal que entró en vigor en marzo del pasado año que impide al CGPJ llevar a cabo nombramientos mientras se encuentre en funciones.

Una norma que, según ha trasladado a Jourová, está provocando “graves disfunciones” en el Tribunal Supremo -que ya acumula 14 vacantes por cubrir- y afecta también a la renovación del Tribunal Constitucional, al no poder designar el CGPJ a los dos magistrados que le corresponden.

Los jueces no están politizados

Lesmes, que ha defendido que los jueces españoles no están politizados, ha puesto en valor la “pluralidad ideológica” de los miembros de la carrera judicial en España y el hecho de que el 56% sean mujeres. Además, ha expuesto a la comisaria europea que la única “anomalía democrática” que existe hoy en España en relación con el Poder Judicial es “la no renovación de los miembros de su órgano de gobierno”, en prórroga de sus funciones desde el 4 de diciembre de 2018.

Un problema que, ha insistido, es “únicamente atribuible a las fuerzas políticas con representación parlamentaria, que no han llegado a un acuerdo sobre el momento y la forma de llevar a cabo esa renovación con transparencia y normalidad democrática”.

Durante la reunión -en la que han abordado diversas cuestiones relacionadas con el estado de la Justicia en España y con la situación del propio CGPJ-, Lesmes ha trasladado a Jourová que resulta “inaplazable que se complete el proceso de renovación” del órgano de gobierno de los jueces, que -ha recordado- él mismo puso en marcha el 3 de agosto de 2018 al remitir a los presidentes del Congreso y del Senado sendas cartas en las que ponía en su conocimiento la próxima finalización del mandato de la institución, una comunicación que acompañó de los datos del escalafón de la carrera judicial y del registro de asociaciones judiciales, tal y como establece el artículo 568 de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Investigaciones a partidos e instituciones

El presidente del Tribunal Supremo ha hecho hincapié en que “pese a la apariencia de politización de la Justicia que pueda derivarse del sistema parlamentario de elección de los vocales del Consejo, la judicatura es absolutamente independiente en España”.

Una independencia que, ha subrayado, está “garantizada frente a los demás poderes del Estado” por el CGPJ, creado específicamente con esa misión en 1978 y que se encarga -le ha recordado- de todas aquellas cuestiones de naturaleza administrativa-gubernativa y de régimen interior del Poder Judicial.

Lesmes ha puesto sobre la mesa como exponente de esa independencia, según esas mismas fuentes, “los numerosos procedimientos judiciales relacionados con partidos políticos o con instituciones del Estado tramitados en los últimos años en España con absoluta normalidad”, así como el resultado de los barómetros de opinión que periódicamente realiza Metroscopia para el CGPJ, “que revelan que la inmensa mayoría de los miembros de la carrera judicial se siente totalmente independiente para tomar decisiones en el ejercicio de su función jurisdiccional”.