MENÚ
domingo 18 noviembre 2018
04:31
Actualizado
  • 1

Díaz se escapa: «No tenía competencias» en el caso de los ERE

El PP le acusa de «enchufar» a su familia y descartar a gente por «facha» o estar embarazada.

  • Díaz se escapa: «No tenía competencias» en el caso de los ERE

Tiempo de lectura 4 min.

09 de noviembre de 2018. 03:50h

Comentada
Aurora G. Mateache Madrid. 9/11/2018

ETIQUETAS

Ambiente tenso entre la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y Luis Aznar, senador del PP en la Comisión Abierta en el Senado para esclarecer la financiación del Partido Socialista Andaluz durante el Gobierno de Griñán y Chaves. En concreto, para averiguar la procedencia de la suma de 500 millones de euros que el PP ha hecho de 200 causas judiciales abiertas en cuanto a casos de corrupción socialista. Díaz apenas respondió a las preguntas del senador, e insistió en que su comparecencia responde a una estrategia del PP para impedir que gane los comicios de diciembre, pese a que Aznar le recordó que fue convocada en septiembre, antes de que se supiera la fecha.

Al espetarle que cuando se produjeron las comisiones ilegales de Mercasevilla, ella ya era miembro del Comité Ejecutivo Regional del PSOE, y por tanto le extrañó que nunca tuviera sospechas de que las ayudas no se estaban destinando «donde debían», Díaz aseguró no «tener competencias en materia de empleo», pero Aznar insistió: «Usted hizo una llamada a la Consejería de Empleo cuando el escándalo salió y después empezaron a destruir papeles».

Otro de los asuntos fueron las sedes socialistas. «Han sido el gran agujero negro en las cuentas de su partido. Y nunca ha habido manera de obtener su número». Aznar resaltó el hecho de que la UCO considera que ICEX, Soralpe y UGT es un entramado defraudatorio. «Por eso le he preguntado que cuantas sedes comparte el PSOE con UGT». Díaz se remitió a que hubo una comisión de formación y unas conclusiones aprobadas de 69 folios.

«¿Le suenan cargos familiares del Partido Socialista andaluz que haya tenido que contratar UGT?, fue otra de las cuestiones abordadas por Aznar. «Le parecerá oportuno que conteste a lo que de verdad interesa», fue la respuesta. El senador no dudó entonces en mencionar directamente familiares de la presidenta de la Junta, como su marido, José María Moriche, que «participó en 102 cursos de formación, al igual que sus dos cuñados». Ante estos casos, Díaz le llamó «desesperado» por mencionar a «unos trabajadores» que dejaron sus cargos cuando ella pasó a ser presidenta de la Junta. «Qué casualidad», observó Aznar, «su marido fue despedido cuando usted entró en la Junta. ¿Por qué?» «Porque no le renovaron», se limitó a decir. «Estuvo recibiendo ingresos por trabajar en una empresa de UGT que recibía subvenciones de la Junta. ¿Él y sus cuñados son los únicos familiares que han accedido a puestos de trabajo?». Díaz insistió en su orgullo por «pertenecer a una familia humilde», y en que un trabajador no conoce de dónde procede el dinero que le paga su empresa.

Aznar trajo entonces a escena la empresa Biodiesel Andalucía 2004, proyecto en el que la Junta invirtió millonarias ayudas, conjuntamente con la Diputación de Sevilla. De las 30 personas recomendadas para contratar, explicó el senador, en el número 4 se encontraba su cuñada, Aurora María Moriche. «Tenemos documentos por los que se excluye a una señorita, que no vamos a mencionar, y pone a su lado, facha. Y a otra por estar embarazada». Aznar no descartó llevar este asunto a los tribunales, pero Díaz negó tener conocimiento de los procesos de selección.

Lo que no dijo la presidenta

Fue objeto de uno de los debates más encendidos, protagonizado por Díaz y el representante del PP, Luis Aznar. Éste preguntó a la presidenta andaluza si no tuvo sospechas de que las ayudas no estaban llegando a donde debían cuando ella era concejal de Empleo en el Ayuntamiento de Sevilla. La compareciente esquivó el tema y negó cualquier conocimiento.

El senador del PP preguntó a Díaz si conoce el número de sedes que tiene abiertas su partido en la comunidad andaluza. Un elemento importante a juicio del popular por ser estas sedes una de las claves para explicar los problemas contables de la formación socialista: «Nunca ha habido manera de obtener este dato», concluyó el senador. Díaz tampoco supo dar respuesta a esta incógnita: «Nuestras sedes son muchas, pero no sé exactamente el número».

«¿Le suenan cargos familiares del Partido Socialista andaluz que haya tenido que contratar UGT?», preguntó Aznar. Pese a la claridad de la cuestión, Díaz eludió contestar: «Le parecerá oportuno que guarde silencio y conteste a lo que de verdad interesa». Utilizó la misma estrategia cuando fue preguntada por las personas de su familia que han sido contratadas en algunas de las empresas vinculadas con este entramado.

Últimas noticias