El estreno de Susana Díaz y el debate Rubalcaba-Alonso

La presidenta andaluza, Susana Díaz, charló distendidamente con Cospedal y Barcina
La presidenta andaluza, Susana Díaz, charló distendidamente con Cospedal y Barcina

Si algo caracteriza al desfile del 12 de octubre es la asistencia de políticos y autoridades de distinto color, que se congregan junto al Palco Real. Y porque siempre suelen faltar los mismos. No es extraño ver a socialistas hablar distendidamente con populares. Y no tan distendidamente, como cuando en 2010 José Luis Rodríguez Zapatero y Alberto Ruiz-Gallardón protagonizaron una airada discusión minutos antes del comienzo. Ayer no hubo discusiones y sí curiosos y llamativos encuentros. Ya por la mañana, en la Plaza de Neptuno, comenzaban los primeros corrillos entre las autoridades presentes. Quizás la más destacada fue la de la presidenta andaluza, Susana Díaz, quien en los momentos previos a la parada conversó durante varios minutos con la secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal. También habló distendidamente con el ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete; con el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, con la de Navarra, Yolanda Barcina, o con el líder de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba. Este último también aprovechó para charlar tanto con el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, como con el portavoz del PP en el Congreso, Alfonso Alonso, sentado a su lado. Muy cerca de Alonso en la tribuna estaba la portavoz socialista en la Cámara Baja, Soraya Rodríguez, y la líder de UPyD, Rosa Díez. Todo fueron sonrisas y parecía que buenas palabras.