El Gobierno llama a consultas al embajador de España en Venezuela

Maduro hablando durante su programa de televisión "Contacto con Maduro".
Maduro hablando durante su programa de televisión "Contacto con Maduro".

El Gobierno llama a consultas a su embajador en Caracas, Antonio Pérez-Hernández, por las "declaraciones intolerables"contra España por parte del presidente venezolano, Nicolás Maduro, así como por su decisión de declarar persona "non grata"a Felipe González.

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha anunciado hoy que el Gobierno ha llamado a consultas al embajador español en Caracas, Antonio Pérez Hernández, ante las escalada de "declaraciones intolerables"del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, contra España, así como por la decisión del parlamento venezolano de declarar persona "non grata"al ex presidente del Gobierno Felipe González.

Margallo recordó que Maduro ha acusado al Gobierno español de “apoyar al terrorismo"en el país, así como de formar parte de una "conjura internacional"para derrocarlo, y ha anunciado que prepara una respuesta "muy contundente".

La llamada a consultas es una herramienta enérgica de protesta diplomática. Equivale a una retirada temporal del embajador durante un periodo de tiempo indeterminado y hasta que se considere que se ha logrado reconducir la situación o el incidente que provocó la protesta.

En la escala de medidas de protesta diplomática, la llamada a consultas está un nivel por debajo de la retirada definitiva del embajador y la ruptura de relaciones diplomáticas.

Según la nota que ha hecho pública el Ministerio de Asuntos Exteriores, "el Gobierno de España vuelve a expresar su firme rechazo a la escalada de insultos, calumnias y amenazas dirigidas contra España y sus instituciones, contra el Presidente del Gobierno español y contra los expresidentes Felipe González y José María Aznar. Son especialmente intolerables las afirmaciones sobre un supuesto apoyo a actividades terroristas, que resultan particularmente ofensivas para un país como España que ha sufrido durante muchos años la lacra del terrorismo".

Exteriores insiste en que "siempre ha apoyado y apoyará al pueblo de Venezuela, con quien nos unen históricos y fraternales lazos, en la solución de sus problemas, y que ha deseado mantener las mejores relaciones posibles con el gobierno de Venezuela, dentro de un espíritu constructivo y desde el respeto mutuo hacia las instituciones y la dignidad de las personas que las ocupan".

Además, explica que España ha mantenido siempre "una postura respetuosa de la legalidad nacional e internacional y ha apoyado las iniciativas y los pronunciamientos de los organismos regionales, como UNASUR, CELAC, o la OEA y multilaterales como las Naciones Unidas, así como de las instituciones europeas (Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores y Parlamento Europeo y SEAE) y de gobiernos y parlamentos latinoamericanos que han venido expresando su preocupación por la situación en Venezuela".