El PSOE registra una nueva interpelación a Rajoy y recurrirá el veto a su primer intento

La portavoz parlamentaria socialista, Soraya Rodríguez, ha registrado este martes en el Congreso una petición de interpelación urgente al Gobierno para que responda sobre las "responsabilidades políticas"derivadas de las "mentiras"de su presidente, Mariano Rajoy, "vertidas en sede parlamentaria"sobre el caso Bárcenas.

Así lo ha anunciado la propia Rodríguez en rueda de prensa después de que la Mesa del Congreso haya decidido no admitir a trámite la registrada la semana pasada por el PSOE para interpelar directamente

a Mariano Rajoy.

Según la portavoz, el presidente del Congreso, Jesús Posada, ha "traspasado todas las líneas rojas"impidiendo que esa interpelación se debata en la Diputación Permanente de esta tarde y se ha convertido "en el censor mayor del Gobierno".

"Se ha convertido en el mayor instrumento para que el Gobierno pueda ejercer la censura previa en el Congreso", ha recalcado, para añadir que con la decisión de Posada de convocar la Mesa de la Diputación supone una pérdida de autonomía de la cámara baja ya que es resultado, según Rodríguez, de las "presiones"del Gobierno.

Así, la portavoz socialista ha adelantado que el PSOE pedirá la convocatoria urgente de otra Diputación, para que se estudie su nueva petición. Además, recurrirá la decisión de la Mesa del Congreso y pedirá a Posada que la reconsidere, en un escrito en el que advertirá que el PSOE está dispuesto a pedir amparo, si es necesario, al Tribunal Constitucional.

Según Rodríguez, la decisión de retirar su petición del orden del día de la Diputación Permanente vulnera "los derechos constitucionales"de los diputados y por lo tanto, también los de los ciudadanos. "No vamos a tolerar que el Congreso se convierta en una cámara en la que sólo se puedan admitir las iniciativas que el Gobierno entienda que pueden ser valoradas", ha advertido.

En esta misma línea, ha rechazado los argumentos ofrecidos por el PP para justificar su decisión de vetar la petición de interpelación hecha por el PSOE y les ha acusado de utilizar "argucias"para tratar de "amordazar"el Parlamento. "Hemos escuchado que no se podía interpelar pero el Reglamento del Congreso lo permite", ha sentenciado.

Por último, ha señalado que "si el Gobierno presiona tanto"para evitar que se acepte dicha interpelación es porque "no hay ningún miembro del Gobierno que esté dispuesto a dar la cara por el presidente y defender en su lugar la interpelación". "Qué poca confianza tienen en sí mismos", ha agregado.