El Rey: «Sé que estáis pasando por momentos difíciles»

"Sé que estáis pasando momentos difíciles", ha dicho hoy el Rey a los tres representantes de las víctimas del terrorismo a los que ha recibido en su despacho para trasladarles su cariño, su afecto y apoyo tras la anulación de la «doctrina Parot».

El Rey quiso ayer mostrar su cercanía y la de toda la Familia Real con las víctimas del terrorismo reuniéndose en el Palacio de la Zarzuela durante una hora con la presidenta, Mari Mar Blanco, y los dos vicepresidentes, Ángeles Pedraza y Tomás Caballero, de la Fundación de Víctimas del Terrorismo (FTV). Durante el encuentro, que duró una hora, el Monarca afirmó tener «mucho interés en veros y transmitiros mi cariño, afecto y cercanía». «Sé que estáis pasando momentos difíciles, todos los estamos pasando», dijo Don Juan Carlos en los momentos iniciales de una reunión que se produce diez días después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo echara por tierra la «doctrina Parot» que permitía a los tribunales alargar el tiempo de prisión de los condenados por terrorismo y otros delitos especialmente graves. Su Majestad recibió a los tres representantes de las víctimas en su despacho del Palacio de la Zarzuela de pié y sin muletas y estuvo especialmente afectuoso en su saludo inicial.

Al término de la entrevista, Mari Mar Blanco –hermana del concejal del PP Miguel Ángel Blanco, asesinado por ETA en 1997– dijo que la reunión con el Rey había aportado una «inyección de tranquilidad y esperanza» para las víctimas tras el fallo de Estrasburgo. «Nos ha supuesto un gran ánimo y empuje moral para seguir adelante. Nos ha dicho que no nos rindamos y que ante este varapalo, sigamos trabajando por los principios de la memoria, la verdad, la dignidad y la justicia. Siempre ha estado con nosotros en los momentos más difíciles» declaro Blanco poco antes de recordar que los Príncipes de Asturias también han apoyado en todo momento a las víctimas. La presidenta de la FVT apuntó también tras concluir el encuentro que el rey les animó no desistir y seguir pelendo tras el revés sufrido: «Nos ha dicho que no nos rindamos ante este varapalo y que sigamos trabajando», declaró Mari Mar Blanco a los medios de comunicación. Por su parte, los representantes de las víctimas pidieron al Rey que explique «en todas las partes del mundo» la verdadera naturaleza de ETA. «Que se explique muy bien que aquí solamente ha habido una banda de asesinos que ha producido muchísimas familias rotas y víctimas», dijo Mari Mar Blanco, que también agradeció el apoyo que han recibido del Gobierno de España «desde el minuto cero». El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se reunió con Blanco y Pedraza dos días después de hacerse pública la decisión del Tribunal de Estrasburgo.

Los tres representantes del colectivo de las víctimas dejaron claro asimismo que la reunión con el Jefe del Estado les había «aportado un poco de calma después de tanta tensión». Mari Blanco Blanco agradeció efusivamente el apoyo de Don Juan Carlos a las víctimas y, concretamente, destacó «su cariño, su cercanía, su solidaridad y su más absoluta comprensión ante los momentos tan difíciles y tan duros que estamos viviendo las víctimas del terrorismo».

«Ninguna prisa»

Ángeles Pedraza –que además de vicepresidenta de la FVT es presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo– se refirió también a la entrevista como un «bálsamo» para las «heridas» producidas por el fallo de Estrasburgo que ha puesto en la calle a terroristas como Inés del Río o Juan Manuel Píriz. Ángeles Pedraza destacó además que el tono de la reunión en Zarzuela estuvo marcado por el «cariño» más que por su carácter institucional y agradeció especialmente al Monarca que no tuviera «ninguna prisa» en concluir el encuentro.

La entrevista entre el Jefe de Estado y los representantes del colectivo de vícitmas del terrorismo etarra se produjo además apenas unos días después de la masiva concentración en la plaza de Colón de Madrid convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) que, bajo el lema «Justicia para un final con vencedores y vencidos», mostró el rechazo de la sociedad española al fallo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que se calificó de «injusta», llegándose incluso a pedir al Gobierno que no se someta a ella para que decenas de terroristas no salgan de prisión. A la concentración se sumaron varios líderes del Partido Popular para mostrar su apoyo a la protesta de las víctimas pero fue comentada la ausencia de importantes figuras del PSOE.