MENÚ
domingo 21 abril 2019
01:31
Actualizado

“Hagan de jueces y no de salvadores de la patria”

El abogado de Sánchez, Turull y Rull insta al tribunal a no erigirse en “héroes” de la “unidad de España”

Critica que se rechace que el Rey testifique: “Sería bueno escuchar lo que tiene que decirnos”

  • Jordi Pina, abogado de Sánchez, Turull y Rull en el juicio
    Jordi Pina, abogado de Sánchez, Turull y Rull en el juicio /

    Efe/Emilio Naranjo

Tiempo de lectura 4 min.

12 de febrero de 2019. 13:37h

Comentada

En una sesión de cuestiones previas en la que los argumentos políticos se han mezclado con los puramente procesales, el abogado Jordi Pina -que defiende a los ex consellers Jordi Turull y Josep Rull y al ex presidente de la ANC Jordi Sánchez- ha instado a los siete magistrados que componen el tribunal a ceñirse a su labor jurisdiccional sin dejarse influir por los condicionantes políticos que rodean al juicio del “procés”. “Ustedes son magistrados, no héroes nacionales”, les ha espetado antes de encarecerles a no erigirse en “salvadores de la unidad de España”. “Hagan de jueces -ha dicho con solemnidad el letrado- y no de salvadores de la patria, porque de esto no va el procedimiento”.

Pina ha lamentado que el tribunal rechazase que Felipe VI testifique en el juicio. “Yo no quiero importunar a Su Majestad”, ha precisado. “Que uno esté exento de comparecer como testigo no significa que esté prohibido”, ha recalcado. Según ha expuesto, el tribunal “debería explicarle” al Rey que su testifical es importante porque “las acusaciones utilizan su mensaje como elemento incriminatorio, por lo que es justo que podamos interrogarle sobre lo que dijo y sobre todo sobre lo que no dijo. Creo que sería bueno para este procedimiento escuchar a Su Majestad sobre lo que tenga que decirnos”, ha concluido al respecto apuntando que “la sala no importuna a nadie si se le plantea a Su Majestad esa posibilidad”.

Pero Pina ha aprovechado su intervención para criticar otros aspectos del proceso, como el hecho de que sus defendidos no puedan expresarse en catalán. “Me habían trasladado su deseo de expresarse en catalán y no lo hacían con una finalidad perturbadora, solo como derecho de expresarse en su lengua materna porque cuesta más expresarse en castellano”.

Así ha denunciado una “discriminación”, alegando que “es muy importante que los acusados se expresen en su lengua y el tribunal aprecie la esencia. Quiero que valoren las expresiones, los movimientos...”, ha espetado.

Además, ha vuelto a pedir la suspensión del juicio “por unos días”, al entender “que se ha vulnerado derecho de la defensa por no estar a disposición de esta parte todas las pruebas admitidas. No es razonable empezar el juicio sin que todas las partes hayan tenido acceso a todos los medios de prueba documental”, ha criticado. Y ha explicado que sus defendidos, una vez trasladados a cárceles madrileñas, tardaron varios días en contar con sus ordenadores para preparar el juicio: “El director de Soto no ha querido dejar los ordenadores y ha vulnerado su derecho de defensa. Rull ha tardado seis días en tener su ordenador y el resto, cuatro”. Al mismo tiempo, ha señalado que los acusados que están el libertad “pueden defenderse mejor”. Y, de nuevo, el abogado ha cargado contra la decisión de mantenerlos en prisión provisional asegurando que “el tribunal no les deja en libertad con unos motivos que no son convincentes”.

Por otro lado, la defensa del ex conseller de Interior Joaquim Forn, que ejerce el abogado Javier Melero, ha pedido al Tribunal Supremo que acuerde la acumulación de esta causa con la que se ha instruido en la Audiencia Nacional contra el ex mayor de los Mossos Josep Lluis Trapero y la antigua cúpula de la Policía autonómica por sedición para no duplicar el enjuiciamiento de unos hechos que, en su opinión, son esencialmente los mismos.

Últimas noticias