La Royal Navy atraca en Rota

Reino Unido reitera que el despliegue es rutinario y no guarda relación con la crisis. Hoy se espera la llegada a Gibraltar de la fragata «HMS Westmisnter», de 133 metros

Con sus 210 metros de eslora, el «HMS Illustrious» fue buque insignia de la Royal Navy durante dos años. En la imagen, a su entrada en la base de Rota
Con sus 210 metros de eslora, el «HMS Illustrious» fue buque insignia de la Royal Navy durante dos años. En la imagen, a su entrada en la base de Rota

El portahelicópteros de la Armada británica «HMS Illustrious» atracó ayer en la base naval de Rota (Cádiz) en la primera de las recaladas programadas que llevarán a este buque de guerra, y a los otros nueve que le acompañan, hasta el Golfo Pérsico, donde realizarán ejercicios navales junto a efectivos de las marinas de guerra de otros países de la OTAN, incluida España. Fuentes del Miniserio de Defensa británico aseguraron cuando el barco zarpó el pasado 12 de agosto del puerto de Pourtsmouth, que este despliegue militar (denominado por la Royal Navy como «Cougar 13») no guarda ninguna realación con la crisis diplomática desatada en el Peñón después de que las autoridades de Gibraltar, con el consetimiento tácito del gobernador de la colonia, el vice almirante Sir Adrian James Johns, lanzaran al mar al menos 70 bloques de hormigón espigados de hierro que hacen imposible las faenas de pesca de la flota española con base en Algeciras. Según fuentes de la base naval de Rota, las autoridades militares británicas habían pedido permiso para atracar en Rota el pasado 4 de junio, más de un mes antes de que estallara la crisis el 24 de julio con el hundimiento de los bloques de hormigón.

El portahelicópteros «Illustrious» es un buque de asalto de 210 metros de eslora capaz de realizar un amplio elenco de misiones de combate gracias a los helicópteros Merlin, Sea King, Lince y Apache, así como a los escuadrones de Royal Marines que forman parte de su dotación. Fue buque insignia de la Noyal Navy y del Reino Unido (no siempre coinciden) desde 2007 a 2009, pero desde octubre de 2011 este honor corresponde al «HMS Bulwark», que también forma parte de la misión Cougar 13 pero que no recalará ni en Rota ni en Gibraltar.

Los buques de guerra de Reino Unido, al tratarse este país de un aliado de España, no necesitan pedir permiso para cruzar el estrecho de Gibraltar sino tan sólo dar aviso de «paso inocente». Sí que deben pedir permiso para recalar en la base naval de Rota, pero no para hacer lo en la de Gibraltar, que gestiona directamente la Royal Navy. Sin embargo existe un convenio que determina que un barco que atraca en Rota no puede hacerlo seguidamente en Gibraltar o viceversa. De los diez buques que forman parte de Cougar 13 sólo el «HMS Illustrious» recaló en Rota. Mañana se espera que atraque en el puerto de Gibratar otro de los buques de guerra del grupo británico, la «HMS Westminster», fragata de 133 metros de eslora y 4.000 toneladas de desplazamiento.

El grupo naval británico que participa en el despliegue Cougar 13 consta de 10 buques, cuatro de ellos de guerra y los seis restantes de la Royal Fleet Auxiliary (trasporte de tropas, logística, reabastecimiento de combustible, reparaciones, etc...). Tras dejar a tras el Estrecho, la flota se dirigirá a Malta y, posteriormente, a la costa de Albania, donde participará en ejercicios de desembarco anfibio denominados «León Albanés». Una vez concluidas estas maniobras, y tras recalar en una base naval en Turquía que no ha sido confirmada por motivos de seguridad y, posterioremente, cruzar el Canal de Suez y el Mar Rojo, la flota británica se integrará a un grupo mayor de buques de guerra de distintos países de la OTAN (incluida España) para realizar maniobras en el Golfo Pérsico, frente a la costa Irán.