Luis Gestoso, el líder que pasó por las «tres derechas»

El negociador de Vox en la Región de Murcia, Luis Gestoso
El negociador de Vox en la Región de Murcia, Luis Gestoso

Si hay alguien que sabe bien qué es eso que llaman «las tres derechas» ese es Luis Gestoso, el cabeza de lista de Vox en la Región de Murcia en las pasadas elecciones autonómicas y portavoz del grupo. Y lo sabe porque ha pasado por las tres formaciones políticas.

El primer salto lo dio en el año 2015, cuando abandonó el Partido Popular para alistarse en las filas de un Ciudadanos que por aquel entonces aún estaba sumando fuerzas. Pero, pese a su ilusión, la aventura le duró solo unos meses; dimitió de sus cargos tras ser investigado por un caso de urbanismo en su ciudad, Molina de Segura, en los tiempos en los que fue concejal. Y como no hay dos sin tres, a principios de este mismo año decidió dejarse seducir por el proyecto de Santiago Abascal y encabezar las listas de Vox en Murcia –antes fue de número tres en la comunidad en la candidatura al Congreso de los Diputados–, una decisión que anunció apenas dos meses antes de la celebración de los comicios. Ironías de la vida, más de uno dijo hace ya cuatro años que su paso por Cs era solo un salto intermedio antes de acabar en Vox.

No iba desencaminado el por aquel entonces portavoz popular, Víctor Martínez, el encargado de poner voz a ese pensamiento: el tiempo le ha dado la razón. «En mi caso, que además es lo que me unía a Santiago Abascal, me chirriaba la política antiterrorista de Mariano Rajoy. Además, todo lo que se permitió al separatismo, como que pudieran votar el referéndum ilegal», dijo en una entrevista a «La Opinión de Murcia» para justificar su decisión. «Sin Vox, los golpistas hubieran quedado impunes. Ellos los sentaron en el banquillo», añadió.

Después de tantos vaivenes, se ha convertido en protagonista por lo que ayer ocurrió dentro de la Asamblea regional. O, más en concreto, en los despachos del edificio donde reside la soberanía de los murcianos. Pese a ser un mero portavoz de las decisiones que se toman en la dirección nacional, lo cierto es que Gestoso fue ayer el hombre más buscado: todos los periodistas se afanaban por saber qué decisión había tomado. En su mano estaba que saliera adelante la investidura del popular Fernando López Miras. Eso sí, en un Gobierno de dos patas con Ciudadanos.

Finalmente, su «dedo acusador» apuntó hacia abajo precisamente por la actitud que mantuvo su (último) ex partido. Sin embargo, pese a lo que pueda parecer, en su discurso no descartó que el acuerdo pudiera producirse en una hipotética segunda intentona ya que recalcó la voluntad de la marca regional de Cs. Todo parece indicar que el Gobierno de Murcia dependerá de lo que pase en Madrid.