«Me siento engañado y traicionado»

Juan Carlos Monedero, durante la presentación del libro "Conversación con Juan Carlos Monedero".
Juan Carlos Monedero, durante la presentación del libro "Conversación con Juan Carlos Monedero".

Juan Carlos Monedero, el número tres de la formación que preside ‪‎Pablo Iglesias‬ lamenta que a su partido «le importa más un minuto de televisión que atender al ciudadano».

El número tres de Podemos Juan Carlos Monedero dio rienda suelta a «su pasión» y cargó sin asperezas contra sus compañeros de formación. No sólo confirmó la tensión que se vive en el seno del partido que lidera Pablo Iglesias, sino que confesó sentirse "totalmente engañado y traicionado"por la concepción general de la política y por el giro que está tomando su partido. "Creo que la política tiene reglas y compañías que quiero lejos de mí", matizó, no sin antes aclarar que él "no sabía dónde se metía".

Fue durante una entrevista en el programa "La Cafetera"de Radiocable. Monedero se soltó la lengua, llegando incluso a acusar a Podemos de importarle más "un minuto de televisión que atender al ciudadano". Es más, apunta que en su partido han llegado a un punto en el que "se ha perdido la esencia del partido".

Pese a señalar que su formación es lo más "decente en política española", el cofundador de Podemos dejó claro que "eso no quita que, al entrar en contacto con lo que queremos superar, a veces nos parezcamos a lo que queremos sustituir", en referencia a "la casta".

"Dejar de mirarse en espejos que no son los suyos"

"Claro que hay una tensión dentro de Podemos, y no sólo en la dirección", señaló en la entrevista, ya que "siempre hay personas más moderadas y otras, que apuestan más por la raíz de las cosas". Así, Monedero lanzó un consejo a su formación: "Tiene que dejar de mirarse en espejos que no son los suyos y volver a sus orígenes".

Por todo ello, el secretario de Programa de Podemos no descartó retirarse de la primera línea política, como hizo horas después. No hay que olvidar tampoco que él ya se veía como "el mejor candidato"para Madrid y, finalmente, la dirección del partido optó por otro candidato.

Podemos debe recuperar, según Monedero, «la frescura que nos llevó a nacer» y no acabar siendo «rehenes del Estado» una vez que entras en la vorágine del juego electoral. Eso sí, sobre Pablo Iglesias todo son buenas palabras: «Es el único que tiene la virtud de representar las dos almas del partido y mantener ese equilibrio".