MENÚ
lunes 14 octubre 2019
09:43
Actualizado

Sánchez, en el desfile del 12-O: un candidato a prueba de pitidos

A un paso de la campaña, vuelve al escenario en el que le increparon hace un año.

  • Imagen del los Reyes en el desfile con Pedro Sánchez en segunda línea
    Imagen del los Reyes en el desfile con Pedro Sánchez en segunda línea /

    Jesús G. Feria

Tiempo de lectura 4 min.

12 de octubre de 2019. 16:12h

Comentada
Fernando Cancio Madrid. 12/10/2019

Con el Gobierno en funciones, a un mes de las elecciones y con la sentencia del procés y la exhumación de Franco a las puertas. Con este panorama se celebra hoy en Madrid el tradicional desfile del Día de la Fiesta Nacional. De hecho, quizás sea una de las paradas militares con más carga política de los últimos años, en la que se mirará con lupa a las autoridades asistentes para ver quién habla con quién, cuánto tiempo y sus reacciones. Y para que nadie se olvide de uno de los asuntos estrella, una pancarta en la planta 18 del edificio que se encuentra tras la tribuna real les recuerda, por segundo año: «Cataluña, siempre España».

Sánchez, en el desfile del 12-O: un candidato a prueba de pitidos

Un acto que ya conoce el presidente en funciones, Pedro Sánchez, a quien en su estreno del año pasado los ciudadanos recibieron con pitidos y gritos de «¡okupa!». Pese a ello, ha mantenido el mismo recorrido, apto para abucheos, en lugar de refugiarse en otros escenarios con la gente más alejada de las autoridades. Unas autoridades entre las que habrá muchos políticos «novatos», como siete nuevos presidentes autonómicos (Madrid, Andalucía, Asturias, Canarias, Castilla y León, La Rioja y Navarra) o el líder de Vox, Santiago Abascal.

Más allá del contexto político, el desfile de hoy será un homenaje por los 30 años de participación en misiones en el exterior de las Fuerzas Armadas y estarán representadas no sólo algunas de las operaciones más destacadas desde 1989, sino que también participarán 116 militares de países en los que está desplegada España. En concreto, por el Paseo de la Castellana pasarán efectivos del Regimiento de operaciones especiales «Ranger» de Líbano, paracaidistas de Senegal y soldados de las Fuerzas Armadas de Mauritania y Mali. En este reconocimiento al espíritu expedicionario no podía faltar la primera vuelta al mundo de Magallanes y Elcano hace 500 años, por lo que entre las banderas que abrirán el desfile a pie estará la del buque «Juan Sebastián de Elcano».

Sánchez, en el desfile del 12-O: un candidato a prueba de pitidos

Estas serán algunas de las novedades de un desfile muy similar al del año pasado. Eso sí, en esta ocasión no lloverá y todo apunta a que podrán volar todos los aviones, al contrario que hace un año. En total, participarán 4.200 efectivos, 150 vehículos y 76 aeronaves.

A las 11:00 darán comienzo los actos con la llegada de Don Felipe y Doña Letizia, junto a sus hijas, a la Plaza de Lima. Allí les esperarán Sánchez; los ministros de Defensa e Interior en funciones, Margarita Robles y Fernando Grande-Marlaska, respectivamente; el Jefe de Estado Mayor de la Defensa, general Fernando Alejandre, y la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso. Tras los saludos protocolarios y el pase de revista, cuatro paracaidistas se lanzarán con la bandera.

Será esa la enseña que se izará en el mástil que hay frente a la tribuna real, ante el cual tendrá lugar el homenaje a los que dieron su vida por España, que en esta edición tendrá muy presentes a los 186 caídos en misiones en el exterior. Las salvas de ordenanza romperán el silencio y retumbarán los motores de los siete aviones de la «Patrulla Águila», que pintarán en el cielo los colores de la bandera. Dará comienzo así el desfile aéreo, en el que estarán representadas prácticamente todas las aeronaves de los dos Ejércitos y la Armada, además de otras de la Guardia Civil, la Policía Nacional, Salvamento Marítimo y la Agencia Tributaria. Una nueva pasada de la «Patrulla Águila» dará paso al desfile terrestre, muy centrado en las misiones y la cooperación internacional.

Será a las 12:00 cuando los Reyes se dirijan al Palacio Real, para la recepción a las autoridades. Y allí, en los tradicionales corrillos, volverán a escucharse las palabras sentencia, Cataluña o elecciones.

Últimas noticias