MENÚ
miércoles 20 febrero 2019
02:00
Actualizado

Villarejo amenaza con desvelar al juez información “reservada” sobre el “cierre en falso” del 11-M

Su abogado dice que el espionaje del BBVA forma parte de una operación de Estado que le encargaron al ex comisario tras el cambio de gobierno

  • El ex comisario Villarejo
    El ex comisario Villarejo /

    Jorge Zapata/Efe

Tiempo de lectura 2 min.

21 de enero de 2019. 14:55h

Comentada
Ricardo Coarasa 21/1/2019

ETIQUETAS

El ex comisario José Manuel Villarejo se ha quedado hoy con las ganas de revelar al juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón una presunta información «reservada» sobre el «cierre en falso» del 11-M. Según explicó su abogado, Antonio García Cabrera, durante la comparecencia de su cliente la Fiscalía Anticorrupción habría advertido al magistrado de que esos datos están amparados por la Ley de Secretos Oficiales, razón por la cual el letrado ha asegurado que Villarejo solicitará al Gobierno que desclasifique esos papeles.

«Queda mucha información que, según ha manifestado el sr. Villarejo, debe desclasificarse sobre el origen y los intereses nacionales, internacionales y económicos que se derivaron de ese acto terrorista y que deben de ser aclarados», ha manifestado el letrado, para quien «sería una buena ocasión ya que se está haciendo una investigación sobre el origen de todas esas grabaciones» que esa información saliera a la luz. Si el ex comisario, ha dicho, «formaba parte de la seguridad nacional y de una estructura de Estado, todo lo que haya debe ser conocido, no solo lo que le perjudica».

El abogado del comisario jubilado hizo estas manifestaciones en relación al caso de espionaje del BBVA -una de las piezas de la «operación Tándem»-, que vinculó a una operación de Estado de mayor envergadura que se habría encargado tras el cambio de gobierno después de los atentados de marzo de 2004. «BBVA es un actor ocasional que nada tiene que ver y que incluso es muy posible que desconociera la trascendencia económica, internacional, política de esa operación inicial», ha precisado el abogado a los periodistas. «Se aprovecha una coyuntura en el que el BBVA necesita una información, de carácter defensivo, para una operación de Estado», ha añadido.

Según ha explicado, a Villarejo se le habría facilitado «el tráfico de llamadas. Él por tanto no pinchó ningún teléfono ni intervino en ninguna conversación». Una información que le fue suministrada, ha recalcado, «para la elaboración de determinados informes para aclarar ese peligro para el interés general» tras los atentados de Madrid.

«Villarejo es un servidor público y todos esos hechos se hicieron en beneficio del interés colectivo, de la seguridad nacional como agente encubierto. Nunca tendrían que haber trascendido esos hechos. Al accederse a su domicilio y obtenerse con la excusa de un caso menor para recuperar todos esos archivos, no habiéndolos custodiado adecuadamente, se ha generado este problema. Ahora quien lo haya generado debe adoptar las medidas que crea pertinentes», ha añadido.

Y ha dejado claro que el ex comisario «se va a defender de la única manera que puede hacerlo: explicando todos y cada uno de esos casos en los que se le requirió su participación».

Últimas noticias