La tecnología de Grupo TRILEMA ayudará en el control domiciliario de pacientes con Covid-19 en España y Portugal

Esta tecnología ofrece potentes herramientas de ayuda al diagnóstico y mecanismos de comunicación no invasiva con el paciente o su entorno familiar.

Esta semana se inicia la implantación de “Salud en casa” o “Saúde em Casa”, en España y Portugal. Una plataforma telemática Healthcare (residente en la nube), perfectamente adaptada al protocolo del Covid-19, que permite la participación de forma activa del enfermo mediante una App, y el seguimiento diario remoto de los profesionales médicos, enfermeras y auxiliares. Se trata de un programa diseñado para el control de pacientes en aislamiento domiciliario y/o en cuarentena.

El objetivo de esta propuesta es la implementación inmediata de una plataforma tecnológica que permita desarrollar un modelo de atención domiciliaria remota segura y eficaz, y que garantice la protección de los enfermos y de sus familiares. La iniciativa permite que se reduzca la carga asistencial presencial en los centros hospitalarios y la presencia física de los trabajadores sanitarios, contribuyendo así a prevenir la transmisión de la enfermedad en los profesionales y a descongestionar el sistema público de asistencia.

Tras la evaluación por parte del personal de Atención Primaria o atención especializada de cuál es el perfil -Posible, Probable, Confirmado, Descartado o Contacto Estrecho-, el paciente será activado en el Programa desde el centro de salud y se le enviará a su domicilio informándole que pasa a situación de aislamiento, cuarentena o control, en función de su perfil. En las siguientes 24 horas, el equipo de soporte de Grupo Trilema contactará con el paciente para explicarle los pasos a seguir durante su aislamiento, se evaluará su capacidad digital y, en su caso, se le guiará en la descarga de la aplicación y en su manejo.

El usuario utilizará una App donde, diariamente y durante un mínimo de dos semanas, registrará los datos de temperatura, presión arterial, frecuencia cardiaca, frecuencia respiratoria, saturación de oxígeno y también seleccionará aquellos síntomas que estén activos de la lista establecida en el protocolo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para COVID19. Para rellenar diariamente los datos de control en la aplicación móvil, el paciente contará con el apoyo de un pulsioxímetro y de un tensiómetro. La aplicación está disponible en las tiendas de Apple y Google.

La plataforma también incorpora el control del protocolo establecido para la derivación al hospital de los pacientes en atención domiciliaria, que se activa con fiebre alta mantenida durante más de 48-72 horas más el cumplimiento de una lista determinada de indicadores o factores de riesgo. Esta tecnología ofrece potentes herramientas de ayuda al diagnóstico y mecanismos de comunicación no invasiva con el paciente o su entorno familiar. Se ha creado, además, una sección de consejos de ayuda para el paciente con las 18 recomendaciones de aislamiento, los requisitos de adecuación de la vivienda y las medidas de protección familiar que sugiere el Ministerio de Sanidad.

El proyecto utiliza la tecnología movisalud, desarrollada por Grupo Trilema, y ha sido financiado íntegramente por la Fundación Trilema. Fernando de la Fuente, Jefe de Tecnología del Grupo, apunta que “en estas últimas semanas, se han dedicado muchas horas a adaptar la plataforma en tiempo récord a los criterios científicos exigidos por Portugal y España. Las infraestructuras se han duplicado para cada país y se han acelerado todos los procesos habituales de programación”. De la Fuente compara esta experiencia a una carrera de fondo, “en la que un equipo multidisciplinar de médicos e informáticos han competido juntos. Una experiencia gratificante, pero, sobre todo, necesaria para la sostenibilidad futura de nuestro sistema de asistencia sanitaria”.

En el diseño científico ha participado la Administração Regional de Saúde do Centro (ARSC) del Sistema Nacional de Salud portugués, liderado por el prestigioso doctor José Luís Sacadura Biscaia Silva Pinto, que coordina el área de “Cuidados Saúde Primários” en el Ministerio da Salud portugués. También se ha unido al grupo clínico de trabajo el equipo directivo del Centro Hospitalar e Universitário de Coimbra (CHUC). La coordinación del proyecto en Portugal la lideran Antonio Cunha, Director Ejecutivo y artífice de esta iniciativa y Sergio Sousa, Researcher & Project Manager, ambos en el Instituto Pedro Nunes (IPN) de Portugal.

Se ha versionado en español y se ha readaptado para su uso por parte del Institut Català d´Oncología (ICO) en pacientes oncológicos infectados.

El lanzamiento inicial tendrá lugar en la zona centro de Portugal donde se han seleccionado 3 centros de salud del área de Coimbra. Un equipo asistencial de 7 médicos y 3 enfermeras atenderá inicialmente un grupo de 300 pacientes. Además, se ha formado a un pequeño equipo de atención y soporte del Instituto Pedro Nunes para poder resolver las dudas técnicas de los pacientes, especialmente en el manejo de la App, los teléfonos móviles o los dispositivos médicos. También, está previsto incorporar al equipo de asistencia domiciliaria del Hospital Universitario de Coimbra, cuyo director gerente, el doctor Alexandre Lourenço, ha participado activamente en el comité científico de diseño del proyecto.

En España, se empezará con el seguimiento de 50 pacientes con un perfil oncológico, desde el Institut Català d’Oncologia (ICO) de Barcelona. El proyecto lo coordinará el doctor Alberto Mussetti, del servicio de Oncohematología del ICO, que dirige la doctora Anna Sureda, y que cuenta con la participación de un potente equipo multidisciplinar que incluye también los servicios de psicooncología de la unidad liderada por el doctor Cristian Ochoa.

Carmen Pellicer, presidenta de Fundación Trilema, afirma que “la tecnología movisalud adaptada al COVID-19 es un gran activo asistencial en estos momentos y no debe quedarse limitado a dos regiones”. La directora de Fundación Trilema, referente nacional en el sector educativo, manifiesta su interés por abrir la tecnología y ofrecerla a TODOS los hospitales y prestadores de Salud que decidan hacer uso de ella. “En Trilema, ponemos a la persona en el centro y fortalecemos sus competencias y sus capacidades para mejorar en bienestar y calidad de vida. Esta pandemia será el punto de inflexión hacia un nuevo modelo asistencial más centrado en el paciente, más domiciliario, más tecnológico y, por supuesto, más humano”, concluye Carmen Pellicer.