• 1

Dale a tu descanso la importancia que merece

El sobre entrenamiento es más perjudicial para tu organismo de lo que piensas. ¡Aprende a evitarlo!

  • Guillaume de Germain on Unsplash
    Guillaume de Germain on Unsplash
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

05 de agosto de 2018. 12:09h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 11/8/2018

La recuperación entre sesiones de entrenamiento tiene como objetivo la restauración de las funciones fisiológicas y la regeneración de las distintas fuentes de energía (Jeffreys et al. 2008). Un correcto control del volumen y la intensidad durante las sesiones de entretenimiento acompañado por una recuperación adecuada, ayuda a prevenir el sobre entrenamiento. Estos son los consejos que nos facilita el equipo de entrenadores personales de la cadena nacional española de Gimnasios Go-Fit.

El sobre entrenamiento se define como la acumulación de entrenamiento que resulta en un empeoramiento del rendimiento, por lo que no seremos efectivos con los resultados. Los síntomas del sobre entrenamiento son:

Fatiga muscular.

Empeoramiento del rendimiento.

Pérdida del apetito.

Insomnio/empeoramiento de la calidad del sueño.

Molestias gastrointestinales.

Elevado riesgo de infección.

Incremento de la frecuencia cardiaca en reposo.

Para evitar estos síntomas y lograr un buen descanso, te proponemos estas estrategias para acelerar y optimizar la recuperación entre sesiones de entrenamiento:

15-20 minutos de “siesta”: Ayuda a reducir el estrés y las perturbaciones inmunológicas. Reduces la fatiga mental y aumentas la relajación.

Dieta variada: Una dieta variada rica en nutrientes como carbohidratos, proteína y electrolitos, acelera la recuperación y favorecerá a la restauración de las fuentes de energía.

Duerme al menos 7-8 horas al día. Tu cuerpo necesita descansar bien para poder recuperarse.

Utiliza prendas de compresión: Acelerarás la recuperación de la fatiga y daño muscular derivado del entrenamiento físico.

Incluye algún masaje en tu rutina.

Hidroterapia: Realiza actividades en el agua como un baño de hidromasaje.

Hidratarse y rehidratarse inmediatamente después de la actividad física es clave para la recuperación.

Una vida sana está en el equilibrio, por eso, dale a tu cuerpo el descanso que necesita. ¡Vive más y mejor!

Últimas noticias