Gente

La crónica de Amilibia: Ni Bárbara al Senado ni Emérito Rey Mago

Dicen que no podrá ser: se opondrá el PSOE

Bárbara Rey en una imagen reciente
Bárbara Rey en una imagen reciente FOTO: KMJ GTRES

Ni en estas fiestas son capaces de ofrecernos algo distinto en la pista del circo. Jorge Javier Vázquez se estaba relamiendo con la comparecencia de Bárbara Rey en el Senado para hablar de la pasta gansa que pudo llevarse por no contar lo suyo con el Emérito, quizá el silencio mejor pagado de la historia reciente, aunque, paradójicamente, era algo que todos decíamos conocer. Dicen que no podrá ser: se opondrá el PSOE. Pablo Casado hace un esfuerzo y forma un comité asesor para que le ayude en la guerra fratricida con Isabel Díaz Ayuso y también, según Carmen Morodo, «para conseguir una mejor percepción de la realidad social». Para eso basta con salir de cañas. Es una constante en la política: cuando no saben qué hacer siempre organizan un comité o una conferencia como la del presi con los otros presis menores para entretenerse hablando del ómicron. Cansinos.

No se enteran de que el personal hace tiempo que perdió la fe en los comités como en las apariciones del Palmar. La india Harnaaz Sandhu, nueva Miss Universo, ha dicho: «Creer en ti es lo que te hace bella». Ahí radica el secreto de la guapura del presidente Pedro Sánchez: una enorme fe en Él. Nadie, ni el Banco de España ni la OCDE ni el FMI, se creen sus previsiones de crecimiento, pero Él se mantiene firme en su plan antiarrugas y en su infalibilidad de Papa antiguo. Si tuvieran sentido del espectáculo, y dado que el Emérito, leo, desearía estar en Madrid el 5 de enero, lo convertirían en el Rey Mago estrella de la cabalgata madrileña, arrojando euros a los fans como si éstos fueran corinnas o bárbaras. Eso sí sería un show.