Gente

A Jorge Bárcenas, exnovio de Victoria Federica, se le cae el mundo encima

Al DJ se le podrían desplomar las ofertas de trabajo a raíz de la separación

Victoria Federica de Marichalar y Jorge Bárcenas
Victoria Federica de Marichalar y Jorge Bárcenas FOTO: Raúl Terrel Europa Press

La ruptura de Jorge Bárcenas y Victoria Federica puede traer una doble consecuencia, primero, la sentimental, y después la económica.

Para los empresarios de locales nocturnos, el aliciente de contratar al DJ venía por su noviazgo con la hija de la infanta Elena, con el plus de contar con la presencia de Vic en sus discotecas, un gran reclamo para atraer clientes.

La separación puede traer consecuencias económicas negativas para el pinchadiscos, porque repercutirá en la llegada de ofertas, que pueden disminuir notablemente.

Ahora, se le acabó seguir en un primer plano de la actualidad, ya no es objetivo de paparazzi, y no es de los que se dejan tentar por programas televisivos del corazón para contar los entresijos de una relación sentimental tan mediática que no ha llegado a buen puerto.

Vic ha vuelto a casa de mamá, mientras que Bárcenas, que se sepa, continúa compartiendo pisazo con varios amigos en la zona privilegiada del Paseo de la Castellana madrileño.

Jorge Bárcenas y Victoria Federica
Jorge Bárcenas y Victoria Federica FOTO: GAA GTRES

Porque nos hemos enterado de que Vic y Jorge no vivían solos, sino con algunos miembros de su “pijopandi”.

Dicen que a los padres de la sobrina del Rey Felipe no les agradaba la vida nocturna de su hija, que estaban molestos con tanta juerga y cachondeos de la “niña”.

La infanta y su exmarido, Jaime de Marichalar, en el fondo, están felices con esta ruptura.

Pero Vic es un culo inquieto y no para de ir a actos sociales, últimamente se ha convertido en invitada imprescindible en las mejores fiestas. Y se le ve encantada de ser el punto de mira de todo el mundo.

Nada que ver con sus famosos papás, que optaron por la discreción.

Victoria sí ha heredado la actitud arisca de su madre frente a los paparazzi. Tacos incluidos...