Gente

Kiko Hernández recuerda a Mila Ximénez y cuenta qué solía hacer con ella en Navidad

El colaborador echa de menos a su amiga en estas fechas tan especiales

Kiko Hernández y Mila Ximénez en una imagen de redes sociales
Kiko Hernández y Mila Ximénez en una imagen de redes sociales FOTO: Instagram

La Navidad es tiempo de reencuentro con la familia y los seres queridos, pero, por desgracia, también es el momento en el que más se echa en falta a los que ya no están con nosotros. El pasado 23 de diciembre se cumplió medio año desde que Mila Ximénez perdiera la vida a consecuencia del cáncer de pulmón que padecía, y sus compañeros de ‘Sálvame’ quisieron recordarla de una forma muy especial en el programa especial que se emitió por Nochebuena. Ahora, ha sido Kiko Hernández quien ha dedicado a su amiga unas bonitas palabras a través de su cuenta oficial de Instagram.

“Hace seis meses que nos dejaste...”, ha comenzado lamentando Kiko Hernández junto a una bonita fotografía en blanco y negro en la que posa al lado de Mila Ximénez mientras ambos lucen una sonrisa de oreja a oreja. Además, el colaborador de ‘Sálvame’ ha explicado qué solía hacer con su amiga en estas fechas tan señaladas. “Hoy te mandaría, como siempre, mil audios por WhatsApp”, ha recordado el que fuera concursante de ‘Gran Hermano’. Tanto él como el resto de sus compañeros lloran la gran ausencia que la tertuliana dejó, y así ha querido expresarlo: “No nos olvidamos, Mila… mi Mila... ¡Te adoro! Te quiero”.

Kiko Hernández estaba muy unido a Mila Ximénez y fue uno de los que más lloró su pérdida. Además, el fallecimiento se le juntó con el de otra íntima, Begoña Sierra, la propietaria del Bingo Las Vegas que también perdió la vida el pasado mes de octubre. “Ya no puedo más. Se me junta un duelo con el otro y hay un momento que revientas. No soy de tomar pastillas, pero no sabía donde estaba si en el tanatorio, en el hospital… por la noche no recordaba a quien había saludado, quien estaba, quien no…”, explicó en ‘Sálvame’ poco antes de anunciar que se tomaba un tiempo alejado de la tele para reponerse de tan duros golpes.