Gente

Antonio David Flores o el arte del engaño

Olga Moreno tenía la mosca tras la oreja y preguntó a su marido si había una tercera persona, el ex guardia civil negó la mayor

Antonio David Flores en una imagen reciente
Antonio David Flores en una imagen reciente FOTO: Chema Clares GTRES

Antonio David Flores mintió a su mujer e hizo lo mismo con su hija. Olga Moreno tenía la mosca tras la oreja y preguntó a su marido si había una tercera persona, tal y como ya habían publicado varios medios, y el ex guardia civil negó la mayor.

Su hija Rocío se olía algo, pero confiesa en el programa de Ana Rosa que “no quería saber nada, preferí desmarcadme del tema. Mi padre quiso hablar conmigo y yo le dije que no, que ya es el momento de pensar más en mi y no responsabilizarme de la vida de los demás. Ayer nos reunimos, Olga, mi padre y yo en Málaga, Nos enteramos de la relación entre mi padre y Marta Riesco por la portada de una revista. No sabíamos nada. Yo lo único que les he pedido es que se lleven lo mejor posible por el bien de todos. Respeto a Marta como profesional, que busque esa felicidad, igual que mi padre, no tengo nada contra ella, pero prefiero no meterme en la vida de los dos. Esta señora, ni me hace gracia ni me lo deja de hacer”.

Por su parte, Marta Riesco, quizá presionada por sus jefes, también habló en el programa matinal de Telecinco. Reconoció que “estoy enamorada de Antonio, empezamos a salir cuando él era un hombre libre, no he destrozado ningún matrimonio. Me encuentro bien y feliz. No me oculto, pero considero que mi vida privada es solo mía y no quiero hablar de ella. Respeto el dolor de todas las partes, pero no me siento culpable…”.

Marta Riesco en una imagen de archivo
Marta Riesco en una imagen de archivo FOTO: Daniel Gonzalez GTRES

Eludió algunas de las preguntas que le hizo Joaquín Prats y no quiso aclarar si Antonio vive ya con ella bajo el mismo techo. Quiere que se la juzgue por su faceta profesional y no por su vida personal.

Olga entró en directo y confesó, con la voz afectada por la pena y casi llorando, que “estoy sobrellevando la situación como puedo, estoy tranquila y sé que Rocío no sabía absolutamente nada. Lo mismo que yo. Ahora tenemos que salir adelante y mantener una relación de respeto por el bien de mi hija Lola y de David, el hijo de Antonio.”

Fuentes cercanas a Olga desvelan a La Razón que “está completamente hundida, sigue enamorada de Antonio David y se llevó una gran sorpresa al ver la portada de marras. Se está refugiando en su familia porque necesita apoyos ante la situación tan dura que está viviendo. Confiaba en poder arreglar su matrimonio, sin darse cuenta de que su marido tenía otros pones vitales en las que ella no tiene cabida. Se le debería caer la cara de vergüenza a ese hombre. Ha engañado a todo el mundo…”.