Gente

Netflix se frota las manos con el culebrón de Tamara Falcó e Íñigo Onieva

Lo acontecido en los últimos días se ha convertido en el reclamo perfecto de cara a la segunda temporada del documental de la marquesa de Griñón

Tamara Falcó, en Netflix
Tamara Falcó, en Netflix FOTO: Netflix

En cuestión de pocos días, el foco mediático se ha dirigido por completo hacia la trama que rodea a Tamara Falcó e Íñigo Onieva. Solo unas horas después de que anunciaran su compromiso, se publicaron unas imágenes en las que el empresario aparecía besándose con otra mujer en un festival de música de Estados Unidos, y aunque al principio intentó excusarse, terminó reconociendo su infidelidad. Ante esta traición, la marquesa de Griñón decidió romper su relación y cancelar la boda, prevista para el 17 de junio de 2023, tal y como ella misma reveló en “El Hormiguero”.

Se trata de una situación de lo más complicada para Tamara Falcó. Quienes la conocen aseguran que está destrozada porque veía a Íñigo Onieva como al hombre de su vida, pero cuando una puerta se cierra, una ventana se abre. Mientras la marquesa de Griñón derrama sus lágrimas en “Villa Meona”, la casa de Isabel Preysler, Netflix se frota las manos ante lo que, de seguro, será un éxito de segunda temporada de su documental sobre la socialité, “La marquesa”.

La primera temporada fue seguida por millones de suscriptores, y si la boda ya se había convertido en un reclamo seguro de cara a la segunda parte del documental, el culebrón que estos días han protagonizado Tamara Falcó e Íñigo Onieva ha superado las expectativas de Netflix a la hora de cebar la próxima entrega.

Isabel Preysler y Tamara Falcó en "La marquesa"
Isabel Preysler y Tamara Falcó en "La marquesa" FOTO: netflix

Buena parte de la opinión pública está deseando ser testigo de cómo se vivieron las horas posteriores a la filtración del vídeo de Íñigo Onieva dentro del círculo de Tamara Falcó, y lo más probable es que se muestren en el documental de “La marquesa”.

De hecho, algunos colaboradores de “Sálvame” sugirieron que Tamara Falcó e Íñigo Onieva habían adelantado el anuncio de su boda poque Netflix les había pedido contenido relevante para su segunda temporada, pero lo último que esperaban es que una mediática infidelidad les escribiera, prácticamente, el guion completo de la siguiente tanda de episodios.