Gente

Mariló Montero y el misterio de su “topless”

Mariló Montero
Mariló Montero

Ya sé: parece el título de una novela de Aghata Christie. El caso: Mariló Montero fue fotografiada en «!topless» dentro de la habitación de un hotel de BoraBora en 2015. Su denuncia fue desestimada, pero ahora la Audiencia de Barcelona ha reabierto el caso: cree que pudo cometerse un delito de descubrimiento y revelación de secretos, leo. Santo cielo, ¿acaso andaba Villarejo por BoraBora? ¿Sanz Roldán, ex mandamás del CNI, pasó en un pispás de fan de Scarlett Johansson a devoto admirador de Mariló? Vivo sin vivir en mí ante el gran misterio de este verano. ¿Qué se descubrió en el desnudo de la presentadora? ¿Qué secretos revelaron su piel deseada y sensual? Imagino que quizá algo sobre quién disparó a Kennedy, dónde se encuentra el Santo Grial o cómo Pedro Sánchez va a convertir España en un Estado multinivel. Para descubrir algo importante sobre el triángulo de las Bermudas, el desnudo tendría que haber sido total, digo yo. ¿Estaba sobre sus pechos o debajo de ellos alguna señal tatuada sobre la existencia de la Atlántida, la clave de cómo se construyeron las pirámides, la verdad sobre el monstruo del lago Ness? ¿Quizá el perfume que usa nuestro presidente para excitar las feromonas yanquis y así lograr que lo nombren «hot president»? De cualquier manera, el juez tendría que llamar a declarar a Pablo Iglesias. Dijo en su día que «azotaría a Mariló hasta que sangrase». ¿Qué vio Pablo en la espalda o en el ombligo de la periodista que le incitara al sadismo? ¿La revelación de que él acabaría viviendo con otra Montero? Misterios y más misterios.