Trucos caseros para eliminar una rayadura o una abolladura de un coche

Existen diferentes trucos que pueden resultar efectivos contra los rayones y las abolladuras de un coche, sin necesidad de pasar por un taller de reparación

Imagen de un coche abollado
Imagen de un coche abollado FOTO: La Razón

Estamos conduciendo y, de repente, nos damos un golpe con alguna columna, pared o con otro coche. Ese desagradable momento puede ser aún peor si nuestro coche sufre algún tipo de daño, como por ejemplo, una rayadura o abolladura.

Existen numerosos trucos caseros para quitar ese bollo o ese rayón tan incomodo que resalta en la carrocería del coche sin necesidad de tener que llevarlo a un taller. Si tenemos contratado un seguro a todo riesgo, la mejor opción es dar parte del percance, pero sino, antes de rascarnos el bolsillo en un reparación, se puede probar alguno de estos métodos caseros que pueden resultar efectivos.

Cómo quitar una abolladura del coche

Uno de los métodos más comunes para intentar sacar una abolladura de la carrocería es utilizar agua muy caliente o hirviendo. Para ello, hay que verter el agua sobre la zona afectada y, con suerte, podría ocurrir que la zona abollada se relajara y volviera a su lugar. Si esto no ocurre, podemos presionar desde el interior de la carrocería (si está en una zona accesible) para conseguir sacar el bollo hacia fuera. Sino, se puede echar mano de una ventosa, con la que hacer presión desde la zona exterior.

Otro de los trucos caseros que podría resultar efectivo es aplicar un hielo o agua muy fría en la zona de la abolladura, tras haber aplicado aguar hirviendo. El contraste de temperatura puede contraer el metal, devolviéndolo a su estado original. Este cambio brusco de temperatura se puede conseguir también con un secador de pelo, para aplicar aire caliente, y con una manguera de aire comprimido, para el aire frío.

También, es posible aplicar pegamento termofusible en la abolladura y tirar de él para quitar la abolladura. Sin embargo, hay que tener cuidado porque esta opción podría provocar daños en la pintura.

Cómo quitar una rayadura del coche

Estos trucos caseros sirven, sobre todo, para eliminar rayones recientes, antes de que el óxido y la suciedad agraven el daño existente. También, son efectivos contra arañazos poco profundos, que no hayan quitado una parte importante de la pintura. Antes de aplicar los diferentes productos que hay contra estos arañazos, es recomendable limpiar la zona afectada para identificar mejor el rayón y trabajar sobre él.

Tras analizar el rayón y limpiar la zona, podemos aplicar la pasta polish o pulimiento, que producen abrasión sobre la zona damnificada para quitar los desperfectos que haya sobre la pintura. Existen diferentes tipos de productos en función de su nivel de abrasión y deberás escoger uno u otro teniendo en cuenta la gravedad de la rayadura. Es recomendable utilizar una bayeta de microfibra o una esponja para aplicar el producto.

También, puedes utilizar un rotulador o un lápiz específico para arañazos, que lo que hace en realidad es disimular el rayón, sin reparalo. Tendrás que utilizar un rotulador o un lápiz del mismo color de la carrocería y aplicarlo en la zona dañada.

Además, se puede utilizar pintura en spray. Para ello, hay que cubrir los alrededores del arañazo con una cinta de carrocero para, luego, aplicar directamente el spray en la rayadura.