MENÚ
domingo 21 julio 2019
11:39
Actualizado

Imputados una decena de policías por servicios ilegales de escolta

Los agentes locales cobraban entre 20 y 80 euros por custodiar el transporte de mercancías

  • El caso se abrió en septiembre de 2009, a raíz de la detención de un polícia local por un asunto de drogas, tras hallar información en su taquilla
    El caso se abrió en septiembre de 2009, a raíz de la detención de un polícia local por un asunto de drogas, tras hallar información en su taquilla

Tiempo de lectura 4 min.

02 de diciembre de 2011. 00:34h

Comentada
2/12/2011

Sevilla- El juzgado de Instrucción número 8 ha imputado por un presunto delito de cohecho a once agentes de la Policía Local de la capital por su presunta participación en una trama dedicada al supuesto cobro ilegal de tasas municipales, informaron a Europa Press fuentes judiciales, quienes también precisaron que la juez instructora ha imputado al responsable de una empresa presuntamente implicada en el fraude. Otras fuentes del caso consultadas por Europa Press indicaron que los agentes imputados serían diez, todos ellos de la Unidad de Motoristas, a los que habría que sumar a dos personas ajenas al cuerpo policial, todos ellos citados a declarar como imputados a comienzos de febrero de 2012.

Según las mismas fuentes, los policías locales imputados, fuera de su horario de trabajo y ataviados con el uniforme policial, habrían realizado trabajos de escolta de traslado de mercancías o servicios relacionados con la grúa, unos trabajos por los que el Ayuntamiento cobra determinadas tasas pero que ellos supuestamente se apropiaron, sin dar cuenta al Consistorio.

Por este servicio de escolta, los agentes de la Policía Local imputados percibían unas cantidades que oscilaban entre los 20 y los 80 euros, según el servicio que se realizaba, los vehículos y los agentes que participaban, apuntaron las fuentes consultadas, que precisaron que la investigación en torno a este asunto comenzó hace ya dos años, sobre septiembre de 2009 e, incluso, se creó una unidad específica dentro del Cuerpo municipal para indagar sobre el caso. La investigación comenzó después de que un agente de la Policía Local fuera detenido por la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Policía Nacional dentro de una operación contra el tráfico de sustancias estupefacientes que se saldó con la intervención de 1.500 kilogramos de hachís.

Los agentes de la Udyco registraron la taquilla del agente detenido –actualmente en servicio, a la espera de ser juzgado– y, a raíz de estos registros y de una serie de escuchas telefónicas efectuadas, la juez decidió investigar este presunto delito de cohecho en una pieza separada.

Reacciones
La sección del Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme) en el Ayuntamiento  pidió que, en caso de que se demuestre la culpabilidad de los agentes imputados, «caiga» sobre ellos «todo el peso de la Ley». El portavoz del Sppme en el Consistorio, Luis Val, solicitó, no obstante, que se respete el derecho a la presunción de inocencia de todos los policías locales imputados, ya que, «por el momento, únicamente se les ha citado a declarar, y ello no quiere decir que hayan cometido el delito».

Luis Val aclaró que los imputados son «varios» policías locales –entre diez y once, dependiendo de la fuente– pero «no todos los agentes del Cuerpo local ni toda la unidad»,  añadió el portavoz sindical.

Por su parte, el alcalde, Juan Ignacio Zoido, rehusó realizar valoraciones sobre las imputaciones de los agentes municipales, dejando claro que es un tema que tendrá que resolver la autoridad judicial competente y mostrando su «respeto» hacia las decisiones que se tomen, apostando por la «independencia» de la jueza que se encarga de resolver el caso.


CLAVES
1. DetenciónEl caso arrancó en septiembre de 2009 tras la detención de un agente de la Policía Local por la Udyco dentro de un operativo contra el tráfico de drogas que acabó con la incautación de 1.500 kilogramos de hachís.
2. InvestigaciónLa Udyco registró la taquilla del agente implicado en el caso de drogas –en la actualidad en servicio, a la espera de ser juzgado– e intervino su teléfono, averiguándose esta segunda trama de presunto cohecho.
3. Modus operandiLos policías imputados, fuera de su horario pero con el uniforme del Cuerpo, realizaban trabajos de escolta en el traslado de mercancías o en servicios relacionados con la grúa municipal.
4. FraudeCobraban entre 20 y 80 euros, unas tasas que ya cobra el Ayuntamiento por los servicios.
5. ImplicadosAdemás de diez u once policías, están imputados un par de personas ajenas al Cuerpo local.

Últimas noticias