Los padres recibirán un SMS si sus hijos dan su teléfono o cuelgan fotos en la red

La idea de la Generalitat es llegar a 380.000 niños de entre 9 y 16 años. Tutores y menores recibirán clases.

El presidente de la Generalitat, ayer durante la presentación del programa
El presidente de la Generalitat, ayer durante la presentación del programa

Valencia- Información y control sobre los peligros que supone un uso incorrecto de las nuevas tecnologías es lo que persigue el proyecto «ProtegITs», un programa informático que permitirá, entre otras cosas, alertar a los padres vía SMS de si sus hijos han facilitado su teléfono a un desconocido por internet, están pensando en quedar con él -se incluyen los términos con ortografía de mensaje de texto, como por ejemplo, «kedamos»- si tratan de colgar en la red alguna foto, si han puesto en funcionamiento la «webcam» o si están conectados de madrugada.

Asimismo, si el menor se siente amenazado por algún comentario a través de la red, se le dará la opción de activar un botón de alarma, que de manera inmediata le pondrá en contacto con los servicios de ayuda (012).

La Generalitat pondrá en marcha estas navidades el proyecto que ayer presentó el presidente Francisco Camps. A partir de entonces, los usuarios podrán descargarse la aplicación de manera gratuita a través del portal www.protegits.es. Tras las fiestas, comenzarán los cursos de formación a los jóvenes y sus padres.


«Sociedad segura»
El Gobierno valenciano tiene previsto que la iniciativa llegue a más de 380.000 menores de la red educativa valenciana con edades comprendidas entre los nueve y dieciséis años, y a cerca de 480.000 tutores responsables. Para ello, un grupo de profesionales de la seguridad en nuevas tecnologías formará a profesores, alumnos y padres en una era en la que los más jóvenes son considerados como «nativos digitales».

La idea, según expresó la consellera portavoz, Paula Sánchez de León, es «conciliar el derecho a la intimidad de los menores con el derecho de los padres a cuidar y proteger a sus hijos», ya que, a su juicio, «una sociedad que no se siente segura, no es una sociedad libre».

Y es que los adolescentes españoles dedican dos horas de su día a navegar por internet, de las cuales, noventa minutos los pasan en redes sociales como Tuenti, Twitter o Facebook.

En este sentido, declaró que los padres no pueden pecar de ingenuos «y pensar que un antivirus y un control parental son suficiente, porque no lo son».


También en cibercafés
El plan del Gobierno valenciano incluye también la redacción de un Decreto que extienda la iniciativa a los cibercafés y espacios públicos donde los menores tengan acceso a internet. De este modo, se evitará su entrada a páginas de contenidos sexuales, violentos o racistas. Aún en fase preliminar, la Generalitat deberá estudiar el modo en que obliga a los propietarios de los locales a instalar el filtro informático.