MENÚ
lunes 17 junio 2019
20:34
Actualizado

LA CONTRA / Científico y director de Cosmocaixa

Jorge Wagensberg: «Lo más urgente es crear nuevo conocimiento»

  • La campaña electoral está predestinada, el cambio está cantado»
    La campaña electoral está predestinada, el cambio está cantado»

Tiempo de lectura 4 min.

04 de noviembre de 2011. 04:48h

Comentada
4/11/2011

– ¿Cómo ve la campaña electoral que acaba de arrancar?
– Parece bastante predestinada. Puede ser que sea la vez que los resultados se puedan anticipar más, lo que le quita un poco de interés. Lo que está claro es que el cambio está cantado.

– ¿Qué le pediría al próximo presidente del Gobierno?
– Bueno, la lista es larga. Estamos en una crisis fuerte, pero hay que saber que un ser vivo siempre está en crisis y un colectivo de seres vivos todavía más. El problema es que ahora convergen muchas crisis diferentes.  El riesgo es que, con la crisis financiera y la falta de trabajo, parece que el nuevo conocimiento no interese, cuando lo más importante en estos momentos es crear nuevo conocimiento. Sería un error grave, por ejemplo, recortar en investigación y desarrollo, y en ciencia.

– ¿Es optimista en este aspecto?
– No sé si lo harán o no, pero hay que invertir en el futuro y no sólo cerrar heridas. Estamos en un momento en que no podemos usar parches, sino apostar por un cambio de modelo, que es precisamente lo que la crisis pide.

– ¿Cree insalvable la desafección generalizada de la población por la política?
– Hay momentos en que los políticos son más populares, y suele coincidir cuando son los que ayudan a salir de la crisis. La gente pide nuevos modelos, nuevas ideas y actualmente no se ve ningún modelo diferente a la vista.

– ¿Puede ayudar la campaña a acercar a los políticos a la gente?
– Yo pediría un poco más de riesgo, que se atrevan a crear opinión, a generar debate y no sólo a desperdigar eslóganes ideados por asesores de imagen sólo pensando en lo que queda o no queda bien. Es el momento de presentar ideas nuevas, que es lo único que crea ilusión y espacios de encuentro.

– ¿La política ahora fomenta la crispación?
– Tiene que fomentar la conversación. Si los ciudadanos, y sobre todo los jóvenes, ven que no hay conversación se cae en el desprestigio. Hay que prestigiar la conversación, que es lo que hace madurar las democracias. Hay que apostar por nuevos modelos, encontrar máqs vías para que la opinión de los ciudadanos llegue de forma más rápida y fluida a los políticos, que es algo que el movimiento de los indignados ha dejado patente.

– ¿Qué modelos han caducado?
–  Vivíamos con la idea de que el mercado se controlaba solo, que la burbuja inmobiliaria no se podía romper, y no es científico, una vez que se ha demostrado el error, continuar con el mismo modelo, sólo tapando las heridas que se han abierto y continuando igual. Además, la crisis económica no puede robar todo el protagonismo.

– ¿Hay otros debates?
– Hay que recuperar debates importantísimos que parece que han quedado ahora en segundo plano, como la crisis de recursos o la climática. Es urgente no darles la espalda.
 

Últimas noticias